22 alternativas a los castigos

22 alternativas a los castigos

Hemos dicho muchas veces que el castigo no es la mejor manera de conseguir que un niño se comporte como es debido ni de que deje de hacer cosas indebidas ya que mediante el castigo simplemente hacemos que el niño se vuelva más rebelde y nos ponga las cosas más complicadas, un ejemplo más lo tenemos con Jan Hunt, un psicólogo que entre varias de sus obras destaca la de las 22 alternativas a los castigos.

Cuando un niño se comporta mal muchas veces consigue que no sepamos cómo actuar con él para hacerle entender que lo que está haciendo no es correcto, en las 22 alternativas a los castigos podemos obtener muchas de las respuestas que nos hacen falta para conseguir no perder los nervios y a la vez hacer comprender al pequeño que lo que hace está mal y no debe volver a repetirlo.

Algunos ejemplos de las 22 alternativas a los castigos son los siguientes;

  1. Prevenir la conducta no deseada cumpliendo las necesidades de los niños cuando sean expresadas. Con sus necesidades satisfechas el niño está libre de moverse a la siguiente etapa de aprendizaje.
  2. Proveer un ambiente seguro y adecuado para los niños. No tiene caso tener cosas preciadas al alcance de un bebé o niño pequeño, cuando simplemente se pueden poner fuera de su alcance hasta que el niño sea suficientemente mayor para manejarlas con cuidado.
  3. Aplicar la regla de oro, piensa como te gustaría ser tratado si estuvieses en el lugar de tu hijo. La naturaleza humana es la naturaleza humana no importa la edad que se tenga.
  4. Muestra empatía por los sentimientos del niño aún si su conducta parece ilógica, los sentimientos y necesidades subyacentes son reales para él, declaraciones como “te ves muy triste”  es una buena forma de demostrar que estas del lado del niño.
  5. Valida los sentimientos del niño para que vea que tú le entiendes, que te importa y que nunca será rechazado por tener cualquier tipo de sentimiento un ejemplo es decirle “eso me asustaba a mí también cuando era niño”.

Estos son ejemplos de esas 22 alternativas a los castigos de Jan Hunt, entre las cuales destacan el cariño, la paciencia con los niños, la comunicación con ellos, evitar la violencia y pasar tiempo con ellos ayudándoles en todo lo que necesiten.

Vía| adivinacuantotequiero
Foto| simonkoležnik

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...