14 consejos para interactuar con los niños en una sesión de fotos

Fotografías con niños

Nada mejor que contar con la experiencia y saber hacer de un fotógrafo profesional para conocer algunos consejos que hagan más fácil poder sacar a los niños su mejor expresión y su mejor sonrisa, para plasmarla y conservarla en fotografías, imágenes que siempre nos gusta tener, conservar y contemplar de vez en cuando, sobre todo de nuestros hijos.

Hay niños a los que les encanta que les hagan fotos, pero también los hay que son incapaces de que les enfoque una cámara, o simplemente no pueden permanecer quietos más de cinco segundos. Posiblemente no sean los padres los que consigan inmortalizar los mejores momentos o posados de sus pequeños, tampoco todos los fotógrafos son capaces de realizar una sesión de fotos infantil. Pero hoy queremos compartir los 14 consejos para interactuar con los niños en una sesión de fotos de una experta, Kim Mallory.

Hemos conocido estos consejos leyendo Inspire Me Baby, y no hemos dudado en compartirlo con vosotros, seguramente muchos de estos consejos os resultarán útiles, aunque no sea para una sesión de fotos profesional, ya que actualmente vamos con la cámara de fotos en el bolso o en el bolsillo siempre… cualquier ocasión puede parecernos merecedora de convertirla en una imagen para el recuerdo.

Os transcribimos los consejos de la fotógrafa Kim Mallory, cómo actúa cuando va a realizar una sesión fotográfica con niños:

1. Los padres son el peor obstáculo a la hora de conectar con sus hijos. Por lo tanto, les advierto de antemano que voy a tomar el control y que no quiero que se dirigen a los niños.

2. Cuando me encuentro con los niños, les digo mi nombre y les hago algunas preguntas tontas para que sepan que soy divertida y agradable. A ellos les gusta decir la edad que tienen, no me preguntes por qué. Y a menudo explican algo más.

3. Nunca les digo qué tienen que hacer. Les pregunto si les gustaría ir descalzo o con zapatos – SIEMPRE darles algo a su elección. O pedirles. “¿Puedes quitarte los zapatos?”, el 50% de las veces van a estar de acuerdo.

4. Si los padres les dicen qué tienen que hacer, los niños inmediatamente se molestan. Siempre les digo a los niños, “Hoy no tienes que escuchar a tus padres, de acuerdo?” Ellos siempre están de acuerdo – ¿A qué niño no le gustaría?

5. Si los padres interfieren les digo, “déjame manejar a los niños, que a mí me van a escuchar.” No quiero que los padres se involucren en las interacciones. Ellos lo estropean todo!

6. También reconforto a los padres: “todos los niños son iguales.” Esto hace que los padres se sientan mejor y empiecen a relajarse.

7. Yo uso sobornos. Yo les digo que recibirán un premio al final de la sesión, pero sólo si me escuchan y hacen lo que necesito que hagan.

8. Los niños necesitan conocer sus límites. Si se portan mal, les digo que tienen que ser buenos o no hay premio. También les digo lo maravillosos que son cuando se están comportando, les gustan los elogios.

9. A menudo, si los niños se distraen les digo: “Necesitamos una foto para la abuela” y ellos siempre cooperan.

10. Siempre pregunto a los niños a “dame tu sonrisa de abuela -como la que ofrecería a la abuela si quisiera dulces o dinero”. Usted se sorprenderá de las hermosas y dulces sonrisas que recibo el 99% de las veces.

11. Para los niños pequeños, tengo calcomanías (tatuajes temporales). Si la pongo en la parte posterior de su mano le digo que la mantenga caliente con su otra mano y los niños se sientan con las manos en su regazo.

12. Si los niños son realmente hiperactivos, les digo que es momento de sacar las tonterías y les dejo saltar, sacudir los brazos, las piernas… Entonces pregunto si las tonterías se han ido y dicen: “sí”, y se quedan quietos. Tengo una cama en mi estudio y les dejo saltar sobre la cama también (con mamá y papá). Entonces pido que hagan una caída juntos y tengo la foto de familia en la cama.

13. NUNCA forzar a un niño molesto a que se siente o sonría con dulzura … y no dejes que los padres lo hagan. Quizá es momento de tomar un descanso. En este punto, puede distraerle preguntarle si les gustaría ayudar a hacer algo, si les gustaría descansar en la silla, o si desea buscar flores. Si no consigues que el niño se preste a más fotos, la sesión ha terminado y si has hecho todo lo he explicado hasta ahora, tendrás algunas buenas fotos.

14. También me gusta interactuar, pero no voy a torturarme tratando de conseguir que tres niños pequeños miren a la cámara y sonrían dulcemente. Los clientes deben ser realistas. Si un niño sale con el ceño fruncido, otro sonriendo dulcemente y otro mirando a lo lejos… es lo que hay.

El mejor consejo: Tratar a los niños como ellos quieren ser tratados … y simplemente dejarlos ser niños.

Foto | Neticola

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...