10 consejos para cuidar la alimentación infantil

5 al día

La Asociación 5 al día empieza el año proporcionándonos 10 consejos para cuidar la alimentación infantil, como sabéis, esta asociación sin ánimo de lucro, siempre está trabajando en el fomento de la inclusión de frutas y hortalizas frescas en la dieta de toda la población, pero especialmente de los más pequeños, para que crezcan sanos y con unos hábitos nutricionales adecuados.

A continuación os transcribimos los 10 consejos para cuidar la alimentación infantil, es importante tenerlos en cuenta, la única finalidad es proporcionar a los niños una educación tan, o más importante, que la que reciben en la escuela, la salud es básica para disfrutar de la vida.

  • Desayunar en casa. No debemos olvidar que el desayuno es la comida más importante del día y debe ser completo. Los alimentos que no deben faltar en la primera comida del día son: fruta, cereales y sus derivados, lácteos y aceite de oliva.
  • No dejar que piquen entre horas. Es común que los niños lleguen sin hambre a la comidas por culpa del ‘picoteo’ entre horas. Evitarlo ayuda a acabar con las quejas y negativas hacia el resto de platos.
  • Fruta o bocadillos en el recreo. Las comidas fuera de casa son las más vulnerables. Es conveniente sustituir la bollería por piezas de fruta o bocadillos.
  • Comer todos los tipos de alimentos de forma variada. Es importante llevar una alimentación variada, que incluya los diferentes grupos de alimentos.
  • Evitar que se entretengan mientras comen. Cuando se distraen algunos padres intentan forzarles y los niños asocian el momento de la comida a un mal ambiente. La televisión no es un buen aliado para que el niño coma bien.
  • Hacer los platos más atractivos. Buscando recetas más originales, variar los menús cotidianos con alimentos desconocidos o diferentes para que prueben nuevos sabores. Además es conveniente que ellos participen en la compra y selección de menús, reconduciendo sin presión, su elección.
  • Hacer deporte. La tendencia de niños sedentarios se está generalizando. Debemos buscar maneras de fomentar el ejercicio físico en su día a día, y el mejor modo es que nosotros participemos también de un estilo de vida activo, caminando a diario, subiendo las escaleras, saliendo en familia a pasear o montando en bici, etc.
  • Beber agua, es la mejor bebida. Los preferidos de los más pequeños son los refrescos. Las bebidas azucaradas aportan mucha energía que se ha relacionado con el aumento de la obesidad infantil, por lo tanto la bebida diaria debe ser el agua. Ocasionalmente pueden tomar otras como zumos naturales 100%, pero sin sustituir al agua.
  • Tener siempre a mano una fruta. Las frutas son un complemento clave para la alimentación de los más pequeños. Tener frutas frescas enteras, fáciles de comer o incluso troceadas en la nevera fomenta su consumo a cualquier hora del día.
  • Acompañar las comidas con guarniciones de verduras. Aprovechar las guarniciones para incluir cantidades más pequeñas de sus verduras preferidas cocinadas en su punto, y reducir frituras de alimentos precocinados como las patatas fritas congeladas.
  • Cocinar sano. Las técnicas de preferencia deben ser el hervido, horneado, salteado, plancha y vapor, porque requieren menor adición de grasas.

Que nuestros hijos reciban una alimentación sana y equilibrada está en nuestras manos, es un trabajo que debemos realizar todos los días y en el que debemos prodigar con el ejemplo. Si ya tenéis instaurados los hábitos saludables en la familia, seguramente podréis aportar algunos consejos más, siempre resultarán útiles para quienes quieran dejar de cometer errores en la alimentación infantil y empezar el año adoptando estos consejos, sin darse cuenta los convertirán en un hábito.

Foto | Whiteafrican

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 2
Loading ... Loading ...