La importancia de los antibióticos y su administración

La correcta administración y uso de los antibióticos está en manos del pediatra y de los especialistas, pero también de la población en general, que debe aprender que es importante tomar el antibiótico con la dosis exacta y durante los días que recomienda el pediatra o el médico. Todo ello para evitar la resistencia de las bacterias a los antibióticos.

A pesar de que el descubrimiento de la penicilina fue uno de los hitos más destacados en medicina del siglo XX, hay que tener en cuenta de que el antibiótico no sirve para las infecciones víricas, es decir, por poner algunos ejemplos, no sirve para catarros, ni gripes ni muchas gastroenteritis. Es por esto que es importante usar los antibióticos estrictamente cuando los receta el pediatra y dosificarlos en la medida que el pediatra indica. Una de las razones de que sea tan importante adquirir un antibiótico sólo cuando el pediatra lo indique, es porque si se dan incorrectamente, se crean mecanismos de resistencia.

Es importante tomar correctamente los antibióticos

Por este motivo, muchas bacterias que años atrás se podrían destruir fácilmente con la penicilina, hoy en día, se ríen de ella. En España el uso de antibióticos está regulado y es difícil poder adquirir uno sin receta médica, pero aún podríamos encontrar lugares donde adquirir alguno. Además, lo que me parece importante señalar es que no sólo es fundamental comprar antibiótico solo  cuando lo receta el pediatra, sino también lo que se hace con el resto de lo que sobra en la caja o incluso el tomarlo correctamente, desde el primer hasta el último día del tratamiento. En algunos países, se receta el número exacto de pastillas, de esa manera no sobra nada y se da la dosis exacta. De hecho, la resistencia que han adquirido hoy en día las bacterias, es precisamente debida al uso descontrolado de antibióticos.

En el caso de niños y bebés, cuando el pediatra receta el antibiótico puede llegar a ser un verdadero trastorno para el padre o madre que se tenga que levantar de madrugada para dar la dosis de antibiótico al niño. Aun así, hay que ser muy consciente de la importancia de tomar las dosis adecuadas y en las horas que indique el pediatra. Así pues, la única persona que sabe cuándo hay que administrar antibiótico y cómo es el propio pediatra y es sumamente importante terminar los días completos de tratamiento. Así pues, debemos hacer un uso responsable de este medicamento para conseguir que nos perdure en el tiempo, ya que de no hacerlo correctamente, podríamos incluso llegar a quedarnos sin esta protección, los antibióticos.

Es bien cierto que hoy en día hay mucha información y que los padres muchas veces acuden a la consulta casi diciéndole al propio doctor lo que tiene el niño o incluso lo que les tiene que recetar. Pero se debe aceptar cuándo un pediatra dice que el antibiótico no es necesario y evitar discutir por conseguir uno, porque si el pediatra sospecha que la infección es vírica, un antibiótico no le servirá de nada al niño y de tomarlo, se estarán creando unas resistencias que nos pueden costar muy caras al resto de la población en general, igual que al propio niño.

El uso de antibióticos deber ser responsable tanto por parte de especialistas como por parte de la población en general, que debe aprender a que se debe terminar el tratamiento completo por muy incómodo que sea levantarse a horas intempestivas para darle el tratamiento al pequeño, si fuera el caso. ¿Cuántas veces te has encontrado que el tratamiento del antibiótico trastoca tus horas de sueño? ¿Alguna vez has dejado un tratamiento de antibiótico antes de tiempo porque el niño ya se encontraba perfectamente? ¿Qué haces con el antibiótico que te sobra?

Fuente | enfamilia.aeped.es

Foto | sheeppurple en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...