Cinco consejos para la crianza de los primeros meses de tu bebé

Os damos cinco consejos interesantes para ayudar a papá y a mamá en sus primeros días en casa con su bebé recién nacido.

Consejos para la crianza de los primeros meses de tu bebé

Cuando llega una familia a casa con su bebé recién nacido después de estar en el hospital con mucha ayuda por parte del personal cualificado del centro, como las comadronas o las enfermeras, los padres pueden sentir cierto miedo al sentirse solos frente a la crianza de su bebé, un pequeñín que ahora necesita de muchos cuidados y atención por parte de sus papás. Estos primeros sentimientos suelen desaparecer a las pocas horas de estar en casa y ver como todo se desarrolla con normalidad, a excepción del sueño que suele tardar un tiempo en restablecerse en una rutina más normal. Lo cierto es que el bebé, al menos en los primeros meses, acaparará la total atención de sus papás, por ello, me ha parecido interesante comentar cinco aspectos que se tienen que tener en cuenta en la crianza del bebé recién llegado a casa.

Buscar ayuda y consejo en los grupos de lactancia

Un primer consejo por propia experiencia y por la de los profesionales que nos aconsejan al salir del hospital, en estos primeros meses es importante que la mamá y el papá se rodeen de personas en su misma situación. Es decir, para solucionar las primeras dudas sobre la lactancia materna, para potenciarla o simplemente para compartir estos primeros momentos con otras mamás en esta misma situación, se puede acudir al centro de salud y formar parte de los grupos de lactancia. Digo centro de salud, porque es donde normalmente las comadronas organizan este tipo de grupos muy interesantes para los papás primerizos.

Así pues, estos grupos son muy útiles sobre todo cuando hay dudas, pero sobre todo porque el hecho de compartir vuestras primeras vivencias en casa con vuestro pequeñín puede ayudar a otras mamás o papás en vuestra misma situación. Estos grupos ayudan mucho cuando surgen dudas sobre la lactancia, la lactancia mixta si la necesita el bebé o la mamá, el colecho, cuidados esenciales del pequeñín y sus primeros problemas con los pañales, etc.

No dar agua ni zumos en los primeros meses de vida

En segundo lugar, es importante recordar que durante los primeros meses tú bebé no tiene necesidad de beber agua ni zumos. El pequeñín ya toma agua con la leche materna o con la lactancia artificial, si tú bebé ha nacido en peno verano y crees necesario que necesite ingerir más líquido, habla con tú pediatra, pero lo normal es darle más tomas de lactancia para saciar la sed o hidratarle. Por otro lado, recuerda que aunque estés deseando comenzar a dar alimentos sólidos a tú bebé, debes esperar al momento adecuado para hacerlo.

A los pequeñines le suelen empezar a salir sus primeros dientecitos hacia los seis meses de vida, momento en que suelen comenzar a tomar más alimentos además de la leche materna. Si ya habéis comenzado a darle sólidos, recordar que la traquea de los bebes es muy estrecha y se puede atragantar fácilmente. Por ello, al menos hasta que tenga dientecitos para masticar bien los alimentos y aprenda a hacerlo, debe comer trocitos muy pequeños para evitar que se atragante.

Limpiar los dientes del bebé desde el primer momento

Precisamente el siguiente consejo va sobre sus primeros dientecitos. Y es que desde el primer momento en que le salen los primeros dientes, se le deben limpiar al bebé. Para hacerlo, al principio se puede hacer con una toallita limpia y húmeda y con sumo cuidado para no dañarle las encías. hay que tener en cuenta de que al hacerlo cada noche el pequeñín ya estará aprendiendo un hábito muy importante que le acompañará toda su vida.

Estar atentos a la depresión post parto de  mamá

El quinto y último consejo de hoy, tiene que ver con mamá. Cuando se regresa a casa después del parto, mamá todavía tiene muy altas las hormonas y se le atenúa el cansancio del parto y los meses de embarazo. Es en estos momentos y durante el primer año después de dar a luz, que se puede dar la depresión post parto. Por ello, mamá necesitará ayuda de papá y de familiares directos, no para que la aconsejen, ni le digan lo que tiene que hacer, si no para ayudarla con las tareas domésticas y otras actividades de las que ella, en estos primeros momentos, no puede hacerse cargo, ya que su prioridad, en esos momento es la crianza de su bebé, sobre todo, darle de comer, la lactancia, ya sea materna o artificial.

En ocasiones, mamá puede no darse cuenta de que está sufriendo una depresión post parto, por ello, los familiares más cercanos y, sobre todo el papá del bebé, deben estar atentos a los síntomas de una depresión port parto para evitar, entre otros motivos, que esta depresión pueda interferir en el apego materno entre madre e hijo y en sus cuidados. Algunos de estos síntomas de la depresión post parto son tristeza, perdida de apetito, dificultad para dormir, desinterés por el bebé, pensamientos extraños hacia su bebé, perdida de interés por los aspectos cotidianos de la vida, etc. Es importante que si estos síntomas aparecen, la mamá debe acudir al especialista para que la ayude.

Foto | saia.neogaia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...