Evolución del crecimiento de los bebés con bajo peso al nacer

Según un estudio realizado en la Universidad de Bristol, la mayoría de bebés que presentan bajo peso al nacer acaban recuperando el peso y la altura dentro de unos límites normales en la edad de la adolescencia.

Si pesan poco al nacer, se recuperarán en la adolescencia

Parece ser que muchos bebés que pesan poco al nacer o que presentan bajo peso durante los primeros meses de vida, se acaban normalizando en la edad de la adolescencia. Esto es lo que aparece publicado en la revista ‘Pediatrics‘ recientemente. Este es un estudio realizado en la Universidad de Bristol, donde los expertos concluyen que los bebés que al nacer presentan un peso bajo acaban normalizándose hacia los trece años, pero eso sí, pueden ser más delgados o más bajos que sus compañeros. El estudio se ha basado sobre los datos y el seguimiento de 11.499 niños que nacieron en los años noventa.

Como el estudio está basado en niños de hace varios años, no se puede determinar de forma totalmente absoluta ni el peso que ganarán o de si se recuperarán totalmente pero si parece que los principales investigadores afirman que recuperarán el peso y la estatura dentro de unos límites bastante normales:

En general los padres pueden tener la seguridad de que los bebés que muestran el aumento de peso lento en el primer año se recuperan dentro de los límites normales, pero a los 13 años tienden a ser más delgados y más pequeños que muchos de sus compañeros‘.

En el estudio realizado en la Universidad de Bristol, un grupo de bebés que nacieron con bajo peso se recuperaron antes de ocho semanas, mientras que otro grupo lo hizo de forma más lenta, hasta alcanzar el peso dentro de unos límites hacia los nueve meses de edad. Otro grupo tardó más tiempo en recuperar su peso. La cuestión es que todos o casi todos recuperaron su peso en la adolescencia. Esto puede dar algunas pistas a los pediatras de hoy en día a la ahora de determinar que tipo de alimentación o suplementos necesitan los bebés que nacen con poco peso.

Esto es porque según los investigadores, a no ser que los niños requieran de algún tipo de intervención o que tengan problemas debido al bajo peso, no se debería incrementar la alimentación en el recién nacido por que podría predisponer a la obesidad. Al menos es lo que dicen estos expertos, ya que la alimentación que recibe el pequeñín de la casa a partir de los seis meses de edad y hasta aproximadamente el añito, determinarán su peso en el futuro. Esto nos viene a decir que, en el caso de que nuestro pequeñín nazca con bajo peso, los padres pueden estar un poco más tranquilos porque seguramente en la adolescencia el niño recuperará el peso y la altura que le toca.

Vía | abc.es

Imagen | thetejon

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...