Disfruta de tus hijos en vacaciones

En vacaciones los niños necesitan tener más flexibilidad y menos exigencias. Los padres podemos mejorar la actitud y compartir nuestro tiempo con los ellos, algo que mejorará la relaciones entre padres e hijos.

Vacaciones con los hijos

A estas alturas muchos españoles están todavía de vacaciones, otros las cogerán más adelante y otros mucho ya las han hecho. No obstante, aprender a convivir con los hijos en vacaciones es algo que nos servirá no solo para las vacaciones, si no también para los días en que los niños estén en casa como puentes, fines de semana, Navidad,verano o Semana Santa. Es decir, normalmente los niños están en el colegio y realizando actividades extraescolares, por lo que la mayoría de familias no suelen convivir tantas horas seguidas como lo hacemos durante la vacaciones, sobre todo en la época de las vacaciones estivales o en las de Navidad.

Aprender a convivir en casa en estos días es muy importante, porque los niños se llevaran el recuerdo de esas vacaciones impreso en sus recuerdos, pero además, una mala convivencia puede afectar a las relaciones entre padres e hijos. Por ello es importante evitar conflictos y aprender a lidiar con los problemas habituales evitando riñas, rabietas o gritos. Es más, debemos tomar conciencia de que las vacaciones es un momento necesario para interactuar con los hijos  y disfrutar de su compañía.

Pienso incluso que lo más importante es realizar actividades con ellos, ya sean juegos de mesa, salir a correr, un partido de pelota en la playa, montar en bici, pasear, nadar, etc. Según sea la afición favorita del niño los padres pueden aprovechar para compartir ese tiempo con su hijo. Además, en vacaciones se pueden flexibilizar los horarios y los hábitos para dejar un poco de lado las normas estrictas habituales, para descansar y para relajar los ánimos de todos. De esta manera se puede conseguir un poco de tranquilidad y evitar las prisas que suelen ser malas consejeras.

Por otro lado, es importante organizar un poco el tiempo del niño de manera que pueda tener un poco de tiempo para todo, es decir, que pueda jugar con papá y mamá, con sus amigos, que pueda tener un tiempo libre de juego, que tenga tiempo de leer, etc. Es decir, que el niño sienta que tiene tiempos de libertad para decidir y jugar a lo que desee e incluso para aburrirse. Normalmente la organización del tiempo de vacaciones dependerá de la edad del niño, ya que cuánto más pequeños son más necesitan que se les organice. En el caso de niños más mayores, como por ejemplo los adolescentes, necesitan que se les deje un poco de libertad para sus cosas.

En resumen, en vacaciones debemos rebajar las exigencias y relajar nuestra actitud con los hijos, debemos aprovechar el tiempo con los ellos evitando el estrés y las prisas y, sobre todo, debemos aprovechar el tiempo con ellos, ya sea simplemente hablando, jugando o riendo. Los niños lo necesitan y nosotros, como padres, también.

Fuente | abc.es

Foto | USAG-Humphreys

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...