Diferenciar el parto a término

Los especialistas estadounidenses han diferenciado el parto a término en tres apartados, parto a término temprano, parto a término y parto a término tardío, con ello pretenden ser más precisos a la hora de realizar un diagnóstico y reducir el número de mujeres que optan por un parto electivo a partir de las 37 semanas de gestación.

Parto

Hasta el momento se han considerado bebés nacidos a término a aquellos cuya gestación se ha extendido hasta las 37 y las 42 semanas de embarazo, pero ahora los expertos quieren diferenciar el parto a término en tres categorías, los nacidos a término temprano (entre las 37 y 39 semanas de gestación), los nacidos a término (entre las 39 y las 41 semanas de gestación) y finalmente los nacidos a término tardío (entre las 41 y las 42 semanas de gestación). Así van a ser considerados a partir de ahora por el Colegio Estadounidense de Obstetricia y Ginecología.

Existe una razón fácil de comprender para diferenciar el parto a término, varios estudios han mostrado que los bebés que nacen antes de las 39 semanas de embarazo, a pesar de considerarse a término, no están tan desarrollados como los que nacen en el marco de la definición ‘a término’ a secas, este grupo presenta menos complicaciones debido a las semanas extra que han permanecido en el vientre materno, tienen menos complicaciones del desarrollo físico y cognitivo. Esas semanas extra favorecen que el cerebro se desarrolle más y se forme con más consistencia la capa de grasa que ayuda a mantener la temperatura corporal.

Para poder desarrollar las nuevas definiciones se han realizado varios estudios que demuestran las diferencias dentro de las semanas del parto a término, con esta definición más precisa se pueden realizar mejores diagnósticos médicos, se puede reducir el número de mujeres que optan por el denominado parto electivo sin motivos médicos, es decir, un parto inducido o por cesárea sin que se haya completado en su totalidad el proceso de gestación. Este tipo de partos en bebés que han cumplido 37 o 38 semanas de embarazo se reduciría al mostrar a las madres que el bebé realmente no está completamente desarrollado.

Llevar el parto a término es muy importante para la salud del bebé, con un embarazo sin problemas ni complicaciones es necesario evitar las cesáreas electivas o cesáreas sin motivo, dejando que la gestación se desarrolle con normalidad y esperando que llegue el momento de parto, interrumpir este proceso aunque sea por poco tiempo se traduce en posibles riesgos para el bebé. Los especialistas esperan que todo el colectivo utilice la nueva terminología, es mucho más precisa y sujeta a una sola interpretación.

Los especialistas realizaron las nuevas definiciones el año pasado con el propósito de poder comunicar datos más precisos, facilitar la investigación y poder brindar servicios de mayor calidad sanitaria a los bebés recién nacidos. Suponemos que la nueva terminología, dada su lógica, también se utilizará en otros países del mundo. Podéis conocer más detalles del estudio a través del artículo publicado en Reuters.

Foto | Salimfadhley

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...