Cuándo el hijo interrumpe los abrazos y besos de papá y mamá

Muchos padres han tenido la anécdota de que sus hijos se interponían entre ellos siempre que se abrazaban o se besaban. Esta actitud puede deberse a varios factores, pero en cualquier caso hay que hablar con el pequeño con paciencia y con cariño.

En la familia todos tienen un espacio para el cariño

Los padres, además de querer y de cuidar de sus hijos, se quieren entre ellos, por este motivo, las muestras de cariño y afecto forman parte de la vida cotidiana de la familia. En muchas ocasiones, cuando los padres dan muestras de ese cariño que se profesan pueden ser interrumpidos por los hijos y verse separados de golpe. Y es que hay muchos niños que cuando ven que sus papás se abrazan o se dan besos, corren hacia ellos y los separan. Esta es una actitud normal y puede deberse al miedo que puede sentir el pequeño a perder la exclusividad de esas muestras de cariño, ya sea con mamá o con papá. Veamos que nos dicen los expertos que tenemos que hacer cuando esto pasa.

Según podemos leer en la sección ‘familia’ del diario ‘ABC’ los expertos aconsejan no retirar al niño de golpe cuando se mete entre papá y mamá. Lo que hay que hacer es explicarle que papá y mamá se quieren y que también les gusta abrazarse y besarse, pero eso no significa que se le quiera menos a él. En estos casos es bueno hablar con él y fomentar la comunicación para que entienda que las muestras de cariño van en todas direcciones, no solo hacia él. La forma de hablar y conectar con el pequeño ha de ser paciente y muy cercana, de forma que el pequeñín se sienta querido.

Para poder conectar con el pequeño y para hacerle entender que las muestras de cariño no son exclusividad suya, hay que tener ‘empatía‘ con nuestro hijo, es decir, hay que entender que le pasa por su cabecita y explicarle que papá y mamá también se quieren y que necesitan esos besos y esos abrazos entre ellos. A la hora de retirar al pequeño de entre papá y mamá, es importante no enfadarse, si no actuar con naturalidad y con mucha paciencia. Hay que hacerle entender que todos los miembros de la familia son importantes y todos tienen un espacio para el cariño y para el afecto.

Con el tiempo esta actitud suele desaparecer y queda como una anécdota más, por lo que no hay que darle excesiva importancia. Lo que si es interesante es hablar con el pequeño para que sepa lo mucho que se le quiere y que en el núcleo familiar todos tienen cabida y hay un espacio para todos. ¿Vuestro hijo también intentaba separaros cuando os abrazabais o besabais? ¿Nos contáis vuestra anécdota?

Fuente | abc.es

Foto | enduringessence.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...