Consejos para niños que no exteriorizan el afecto

Los niños pequeños pasan por diferentes etapas en su crecimiento y nos podemos encontrar que un día, no quieren darnos un beso. No hay que agobiarse, ni tampoco obligarlos a besar, es mejor hablar con ellos para entender que les sucede.

Niños a los que les cuesta demostrar su afecto

Hay niños a los que les cuesta exteriorizar sus sentimientos, como por ejemplo que se nieguen a dar besos. Esto no tiene porque ser malo, sino que simplemente puede ser que el niño esté pasando por una etapa de crecimiento personal, puede ser que no le apetezca, puede ser que lo esté usando como un castigo, por llamar la atención o simplemente puede ser que tenga demasiada timidez o pase vergüenza. Cada niño responde a sus necesidades afectivas a su manera y por causas diferentes, según los especialistas, este comportamiento se debe tratar de la forma más natural posible, sin agobiarnos ni agobiar al niño.

Y es que puede darse el caso de que a tu pequeño ya no le guste que le des besos delante de sus amigos en el colegio, porque sienta vergüenza, aunque posiblemente en su interior lo esté deseando. También pueden suceder casos en que no se le haya prestado la suficiente atención y el pequeño quiera castigarnos sin darnos un beso y también puede ser que no le apetezca porque a lo mejor a quien le tiene que dar un beso huele a un olor que al pequeño no le gusta, le pinche la barba o, incluso, si la persona a la que tiene que dar un beso es una persona excesivamente seria.

Como vemos hay muchos factores determinantes para que un niño, en un momento dado deje de querer dar besos o bien no quiera dar un beso a quien se lo estemos pidiendo. Los padres, antes esta situación suelen sufrir porque puede parecer un acto de mala educación por parte del niño, pero hay que tener un poco de paciencia e intentar entender qué le pasa a nuestro hijo. Los especialistas nos aconsejan, para estas situaciones, actuar con normalidad y, sobre todo, no forzar la situación. Es decir, no hay que insistir ni obligar al niño a dar besos, sino convencerlo con frases como: ‘da un beso rápido y ya no te molestan más‘. Por este mismo motivo, pienso que es mejor explicarles el sentido del beso y acostumbrarles desde pequeños a dar muestras de cariño, porque ellos, en realidad, hacen lo que ven en casa.

De hecho no es que lo diga yo, los expertos explican que los comportamientos que tienen los niños son los aprenden desde casa, por lo que si queremos tener un niño afectivo y que vea con naturalidad los besos y los abrazos, debemos hacerlo habitualmente en casa sin imposiciones y como algo natural. Por lo tanto, no hay que obligar al niño  a que de un beso, si no quiere, por lo que no hay que imponer ni obligar. Además, es importante que los padres se acostumbren a hablar con su hijo de forma abierta sobre todo lo que preocupa al pequeño, de esta forma se establece una comunicación entre padres e hijos que le dará al niño la confianza de transmitirnos sus preocupaciones y nos permitirá a los padres apoyarle siempre en situaciones donde el pequeño se muestre preocupado o vergonzoso.

Fuente | abc.es

Foto | meminick

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...