Cómo proteger al bebé del frío invernal en sus paseos

Aunque sea invierno no se tiene que renunciar al paseo con el bebé. Por ello te damos algunos consejos para vitar que el pequeño se enfríe sin renunciar a ese paseo que le aporta bienestar y aprendizaje al pequeñín de la casa.

Cómo proteger al bebé del frío invernal

Los bebés, aunque haga frío en la calle, necesitan salir y pasear, para ello se deben tener en cuenta algunas consideraciones para evitar que se enfríe o que pase excesivo calor al ir muy abrigado. Porque una de las principales dudas de las mamás o de los papás primerizos es saber cuánto el bebé tiene frío o calor. Digo primerizos, porque llega un momento en que sabes cuándo le pasa algo a tú hijo con solo escuchar su llanto, un sentido muy especial que solo lo da la experiencia. Así pues, aunque haga frío en la calle no se debe renunciar al paseo del bebé.

Para ese paseo se recomienda escoger las horas del medio día, es decir, cuando los rayos del sol calientan ligeramente y les aportan a los bebés esa vitamina D tan importante para su organismo. Además, el paseo en cochecito, en un fular o en mochila es un buen momento para que mamá o papá se relajen paseando y para que el bebé aprenda una serie de rutinas, ya que el paseo suele hacerles entrar hambre y saben que después del paseo viene la comida, con este primer paso ya les estaremos enseñando esa rutina tan importante, la comida.

En el caso de que haga mal tiempo siempre se puede escoger una paseo por un centro comercial, por ejemplo, esto permitirá que el pequeño se distraiga y que mamá descanse de los cuidados del bebé. No obstante, si escogemos pasear por un centro comercial hay que tener cuidado con la cantidad de ropa que lleve el bebé, ya que los centro comerciales suelen tener la calefacción fuerte para que los visitantes no pasemos frío, y si el bebé está muy abrigado puede que llore porque tenga calor. Para ello podemos abrigar al bebé por capas, de forma que siempre le puedas ir quietando o poniendo según sea el momento del paseo.

En el caso de que haga viento o esté lloviendo debes tener en cuenta de que los cochecitos para bebé llevan incorporado un plástico bastante útil para estos casos, ya que el plástico protegerá al bebé del viento y del frío. No obstante una de las compras de las que nunca me he arrepentido es la de comprar un saquito polar para el cochecito, este le permite al bebé pasear muy calentito en las frías mañanas de invierno e ir muy abrigado y cómodo. ¿Qué otros consejos añadiríais?

Imagen | Vato Bob

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...