Advertencia sobre el uso de ‘codeína’ en menores

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha puesto en alerta a los pediatras para limitar el uso de la codeína en menores. De hecho la recomendación es no utilizar este medicamento en menores de 12 años, y entre 12 y 18 años limitarlo solo cuándo otros analgésicos hayan fallado o el pediatra lo estime necesario.

Advertencia sobre el uso de la codeína en menores

La pasada semana la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) hizo pública una advertencia sobre el uso de la ‘codeína’ utilizado como analgésico en Pediatría en menores de 12 años y el uso limitado de este medicamento entre los menores de edades que oscilan entre los 12 y los 18 años. De hecho la advertencia es clara: los menores de 12 años no deben tomar este medicamento como analgésico. Los adolescentes entre los 12 y los 18 deben restringir el uso de este medicamento y solo darlo en los casos en qué el pediatra lo estime necesario porque otros analgésicos hayan fallado.

En el caso de los menores de 12 años hay un riesgo alto de sufrir reacciones adversas al medicamento: ‘ha concluido que los niños menores de 12 años de edad presentan un mayor riesgo de sufrir reacciones adversas tras la administración de codeína, y que estas reacciones pueden resultar muy graves en aquellos que son metabolizadores extensos o ultrarrápidos‘. Los efectos adversos de los que se hablan pueden incluso conllevar riesgo mortal, ya que se han podido registrar varios fallecimientos en pequeños que han sido tratados con este analgésico y que habían sido operados de amigdalectomía o adenoidectomia con apnea del sueño.

Para los jóvenes en edades entre los 12 y los 18 años, el uso de este medicamento debe ser considerado solo cuando el resto de opciones hayan fracasado. Otras opciones frente a la codeína son el ibuprofeno o el paracetamol. Pero en este grupo de jóvenes tampoco se puede administrar codeína como sustituto habitual, ya que deben excluirse, como en el caso de los menores de 12 años, cuando ‘vayan a ser intervenidos de amigdalectomía o adenoidectomía por síndrome de apnea obstructiva del sueño, debido al incremento de riesgo de presentar reacciones adversas graves‘.

Esta recomendación se irá haciendo efectiva en poco tiempo, pero desde que ha salido a la luz la advertencia los pediatras deben tomar nota y los padres tener en cuenta que este medicamento no debe usarse como analgésico en niños y para los mayores de 12 años en casos muy determinados. Para entender un poco a que se debe el peligro de usar este medicamento en menores es porque este medicamento, la codeína, es un ‘opioide’ que se usa como analgésico.

Farmacológicamente se usa porque la codeína se transforma en morfina a través de la ‘enzima CYP2D6 del citocromo P450‘. Dependiendo de la genética del menor esta enzima puede metabolizar la codeína de diferente manera. Por lo que puede pasar que la codeína tenga un efecto analgésico o bien, debido a los ‘metabolizadores ultra-rápidos‘, se convierta rápidamente en morfina y por lo tanto de a lugar a que haya muchas posibilidades de tener efectos adversos derivados de una intoxicación por morfina.

Los casos graves que se han presentado y que han hecho saltar la alarma han sido en menores que han sido operados por  ‘amigdalectomía o adenoidectomía‘ con apnea de sueño, pero se desaconseja igualmente el uso e la codeína en los casos en que los menores de 18 años presenten problemas respiratorios o hayan sido sometidos recientemente a ‘cirugías extensas’. Hasta el momento los casos de fallecimiento se ha podido asociar directamente a esos niños que eran metabolizadores ultra-rápidos o extensos de codeína, pero como es muy difícil conocer el grado de actividad enzimática en menores por los diferentes orígenes étnicos, se limita el uso de la codeína como analgésico para evitar que exista ese riesgo.

Lo que muchos padres nos preguntamos es que si se retira la codeína como analgésico, que pasa con la codeína como antitusígeno. En este caso Sanidad está estudiando los datos y la relación beneficio-riesgo, mientras esto se esté revisando, se recomienda aplicar las mismas medidas de la codeína como analgésico a la codeína como antitusígeno, es decir, restringir su uso hasta nuevo aviso o nueva recomendación.

Fuente | elpais.com

Foto | cscott2006

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...