Ventajas de ser mamá a los 40

Hoy en día son muchas las mujeres que retrasan la maternidad hasta los 40. El avance de la medicina y las bondades que esto aporta, las lleva a tomar esa decisión, y se benefician con ello.

Beneficios de ser mamá a los 40

Por diversas razones hay un significativo porcentaje de mujeres que llega a los 40 sin hijos. Algunas enfrentan problemas de salud que les impide lograr un embarazo, pero otras sencillamente postergan su maternidad por un profundo deseo de consolidar una prometedora carrera laboral. Consideran que deben esforzarse por hallar la estabilidad económica necesaria, para garantizar su futuro y el de su descendencia. Pero distinto a lo que muchos creen, ser madre a los 40 tiene grandes ventajas.

¿Cuáles ventajas tiene ser madre a los 40?

Ante esta interrogante surgen muchas dudas. De hecho, hay muchos que no ven ventajas en ser madre a los 40, debido a los riesgos implicados.  Sin embargo, aquí te presentamos 7 importantes beneficios de afrontar la maternidad en la madurez.

  1. Preparación. La madre se encuentra mejor preparada psicológica y emocionalmente, lo cual implica mayor sensatez para ejercer y concentrarse en la maternidad de forma responsable. Por lo general el embarazo es producto de una debida y consciente planificación, evaluándose los aspectos positivos y negativos. En consecuencia no existen dudas al respecto.
  2. Estabilidad. Permite a la madre enfocarse en la crianza del bebé sin estar pendiente o preocupada por compromisos ya resueltos. A esta edad la mujer ha alcanzado sus metas laborales y disfruta de estabilidad económica, profesional y realización personal.
  3. Tiempo. Es más fácil para mujeres de 40 años ejecutar jornadas laborales flexibles y dedicarle tiempo en cantidad y de calidad a los hijos. Estudios realizados reflejan que estos niños reciben mayores cuidados y atención de sus madres teniendo mejor salud física y emocional.
  4. Bienestar. Un embarazo a esta edad mejora las habilidades mentales de la mujer, lo que constituye un beneficio a nivel fisiológico. Se debe a la progesterona y al estrógeno, hormonas que actúan favorablemente sobre la estructura cerebral. Además, la depresión habitual en ellas después del parto es menos frecuente.
  5. Vida. Las mujeres embarazadas después de los 40 años tienen probabilidades de vivir mucho tiempo, superando los 85 años de edad. De esta forma se rompe el mito de que no podrán disfrutar suficientemente a sus hijos.
  6. Unión. Generalmente existe estabilidad en la pareja, lo que les confiere madurez para desempeñar el rol de padres. Ambos afrontan la responsabilidad con genuino compromiso.
  7. Vínculo. No se sienten las frustraciones propias de madres jóvenes quienes no lograron proyectos personales por tener hijos. Algunas los culpabilizan causándoles daños emocionales. A los cuarenta el vínculo madre hijo suele ser más estrecho.

Cuidados necesarios ante un embarazo a los 40

A nivel mundial se observa un alza en el número de mujeres que no desean ser madres jóvenes. El avance de la medicina para la reducción de riesgos, las impulsa a tomar esa decisión. No obstante, se recomiendan una serie de cuidados para preparar la maternidad a partir de los 40 y llevar el embarazo a feliz término. Entre estos resaltamos:

  • Preparación física y mental. Esto implica cuidar la salud, comer sano, vigilar el peso, hacer ejercicio, suministrarse vitaminas, no fumar ni ingerir bebidas alcohólicas, y evitar el estrés.
  • Supervisión médica. Cumplir rigurosamente con el control, manteniendo comunicación constante con él especialista. Estar pendiente del desarrollo del bebé y realizarse los análisis y pruebas pertinentes.

Luego de lo planteado, podemos destacar que la edad ideal para ser madre es cuando tú te sientas preparada física, biológica y psicológicamente. Cuando sientas la necesidad de serlo y puedas serlo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...