Tocofobia

Miedo al embarazo y al parto

La tocofobia es el miedo patológico al embarazo o al parto. Quizá pensábamos que no era para tanto cuando hemos escuchado a algunas mujeres decir que les da terror pensar en parir o en quedar embarazadas, pero realmente es una fobia que existe.

La tocofobia (tokos significa descendencia o parto y la fobia es un miedo irracional) parece ser que afecta a una de cada seis mujeres según una encuesta de la doctora Kristina Hofberg allá por el año 2000. Hay quien no reconoce esta patología, la verdad es que se ha hablado poco de ella, la comunidad científica no la ha tenido muy en cuenta hasta hace poco y tampoco se sabe lo suficiente, pero quienes la padecen afirman sentir terror por todo lo que se relaciona con el embarazo y el parto.

Hay dos grupos de tocofóbicas, las primarias y las secundarias. Quien padece tocofobia primaria no ha tenido nunca hijos, y la tocofobia secundaria es la que afecta a las mujeres que han sido madres pasando por una muy mala experiencia y no desean volver a repetir la maternidad, no pasar por un nuevo embarazo ni volver a dar a luz, incluso pueden llegar a pretender convencer a las mujeres de su entorno de que no queden en estado.

Se dice que hay casos de mujeres que padecen tocofobia, que han quedado embarazadas y cuando llega la hora del parto piden aterradas que se les practique una cesárea para no tener que pasar por el parto natural. No se conoce con certeza a qué es a lo que se tiene miedo, puede ser al dolor, a la anestesia epidural, a que el parto vaya mal, a que el bebé tenga algún problema, etc.

Al tratarse esta patología de un miedo irracional, como la neofobia por ejemplo, no es fácil curarla, es necesaria la ayuda psicológica. Hay mujeres que frente a este trastorno deciden no tener nunca hijos, algunas pueden llegar a engañar a su pareja negándoles su posibilidad de concebir, esto nos puede hacer una idea del grave trastorno que sufren, pues puede provocar incluso la ruptura con la pareja si ésta desea tener hijos.

Pero hay otras que tienen necesidad de sentirse madres, pero el miedo al embarazo y al parto no les deja planear el embarazo.

Explican que una alternativa a la maternidad biológica es la adopción, pero teniendo un problema psicológico como la tocofobia, con todos los exámenes que hay que pasar para poder adoptar a un niño, ¿se le concedería?. Es difícil de creer.

Foto | Jacques PALUT

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...