Síndrome de Alienación Parental

El Síndrome de Alienación Parental (SAP), denominación del psiquiatra Richard A. Gardner en 1985, es cuando un progenitor (generalmente el que tiene la custodia) manipula o intenta manipular los sentimientos de los hijos para ponerlos en contra del otro progenitor. Pero este hecho no se ciñe exclusivamente en provocar el rechazo del menor hacia el padre o la madre, muchas veces también puede afectar a los abuelos u otros familiares.

El Síndrome de Alienación Parental se ha convertido en algo demasiado habitual desgraciadamente, parece que la alerta ha saltado con el aumento de divorcios o separaciones conflictivas, y el consecuente aumento de este comportamiento patológico, pero no siempre es así, a veces sucede entre las parejas que siguen unidas.

Según datos de la Confederación Estatal de Asociaciones de Padres y Madres Separados, se calcula que cada año unos 20.000 niños sienten aversión hacia uno de sus progenitores porque el otro así se lo hace sentir.

Existen tres grados de alienación parental, leve, moderado y agudo, según el especialista, Richard A. Gardner, cada grado del SAP precisa una forma de acción o actuación. El síndrome puede afectar hasta tal punto, que los niños que lo sufren pueden llegar a olvidar cómo era su vida anterior en familia y no recordar los buenos momentos que vivió con el progenitor al que ahora rechaza.

El SAP provoca en los niños el sentimiento de odio patológico, una distorsión de la realidad y daños en su desarrollo psicológico. No deja de ser un modo de maltrato infantil que provoca un trauma e impide llevar una vida normal, tanto al niño como al progenitor alienado.

A pesar de ello, el Síndrome de Alienación Parental todavía no está reconocido por la OMS (Organización Mundial de la Salud) ni por la Asociación Americana de Psicología, lamentable pero cierto. A pesar de que el tema judicial esté confuso, es necesario solventar de forma legal este tipo de maltrato infantil que perjudica a toda la familia, pero muy especialmente a los hijos.

Más información | Wikipedia
Foto | Monika Adamczyk

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...