Se acerca el frío: la seguridad familiar en el coche

La conducción con nuestros hijos en invierno requiere seguridad, como es llevar siempre neumáticos de invierno

conducir con niños
Acabamos de entrar en el otoño y eso significa que más pronto que tarde las temperaturas empezarán a bajar. En función de dónde vivamos, el otoño-invierno nos traerá, junto con el frío, otros habituales de esta época como la lluvia, la niebla y la nieve. En Pequelia os hemos hablado durante los últimos meses de algunos consejos relacionados con el transporte familiar en coche, y no queremos dejar pasar la oportunidad de tratar, en este caso, todo aquello relacionado con la conducción en invierno.

Y es que son muchos los padres y madres que, por motivos de trabajo u otro tipo, tienen que llevar a sus hijos cada mañana en coche al colegio. Se trata de un trayecto diario que realizaremos, también, durante los meses más fríos del año. Es por ello que, ante un hecho tan cotidiano, debemos tener claro y estar convencidos de la seguridad de nuestro vehículo en esta época.

Ante todo, no tenemos que dejarnos llevar por algunos tópicos sobre la conducción sobre nieve o lluvia, por ejemplo, que nos pueden hacer pensar que estamos corriendo riesgos innecesarios en este tipo de trayectos diarios. En España y en la mayoría de países existen poblaciones pequeñas en las que el invierno es frío y la nieve siempre llega tarde o temprano. ¿Podemos conducir tranquilos con nieve? Claro que sí. ¿Sabías que sólo 1 de cada 20 accidentes en invierno ocurren con nieve? Un estudio de la Universidad Técnica de Dresde indicó que 6 de cada 10 accidentes se producen en carreteras que no están ni mojadas.

Lógicamente, es importante tomar medidas de seguridad para tu coche, y una de ellas reside en cambiar las ruedas de verano por unas de invierno, que mejorarán mucho su agarre y, en superficies mojadas o húmedas, reducirán mucho sus posibilidades de deslizarse. Por debajo de los 6 grados de temperatura, aunque la carretera esté seca, la reacción de frenada también será mayor si llevamos unos neumáticos de invierno. No sólo la lluvia o la nieve son los factores que intervienen en la carretera, la temperatura también.

Quizá a medida que váis leyendo pensáis que estos consejos sólo van dirigidos a los conductores que van con sus niños a la escuela desde sus pueblos, donde azota más el frío y hay caminos o carreteras menos preparadas. Nada de eso. Para prueba de ello un dato: el 68% de los accidentes que ocurren en vierno se producen, ¡en la ciudad! Así que los conductores de ciudad debéis estar bien atentos a los consejos para un correcto transporte familiar. Una causa clara de este dato es que, en ciudad, se producen constantes arranques, giros, frenazos… y eso unido a una temperatura baja, suelo mojado o nevado… aumenta el riesgo de accidentes.

Aunque sólo hemos citado trayectos cortos por ahora, lógicamente estas precauciones como las de montar neumáticos de invierno se tienen que aplicar para todo tipo de trayectos. Si vamos de fin de semana con la familia a la nieve, sea más o menos largo el camino, las ruedas invernales serán clave para subir a la estación de esquí, recorrer pendientes y descensos, etc,. Por muy corto que sea un trayecto, el efecto en el coche es el mismo y la seguridad siempre es necesaria. Cualquier reacción del coche, aceleración, frenazo, siempre será mejor con estos neumáticos porque mejorarán la adherencia. Siempre es bueno preparar el coche lo mejor posible sobre todo si viajamos con nuestros hijos. ¡A disfrutar del invierno, también en carretera!

conducir con nieve

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...