Responsabilidades de los donantes de esperma

La responsabilidad de un donante de esperma se contempla en un marco legal, pero este marco se ha de cumplir a rajatabla, de lo contrario un hombre donante puede acabar asumiendo lo

Donación de esperma

Cuando la donación de esperma procede de un donante desconocido, no existe ninguna responsabilidad sobre los hijos que se conciban, pero ¿qué ocurre si una mujer recibe la donación de esperma de un hombre conocido? Hoy conocemos un caso curioso, al parecer, un hombre en Estados Unidos respondió a un anuncio en el que se buscaba un donante, se pedía ayuda para que dos mujeres pudieran formar una familia.

El donante sólo quería ayudar a alcanzar esa meta a las dos mujeres y facilitó su esperma, aunque antes se firmó un acuerdo de renuncia de los derechos de paternidad. El hombre se olvidó del tema y ni mucho menos pensó que tendría noticias de las mujeres y del bebé concebido, craso error. Esto ocurrió en el año 2009, en octubre del año 2012, William Marotta (el donante) recibió una carta en la que se le demandaba por manutención del menor. Las mujeres no querían saber nada del donante y mucho menos que formara parte de la familia. En teoría las responsabilidades de los donantes de esperma están tipificadas legalmente y en la mayoría de casos no conlleva responsabilidad, y menos si se ha firmado un documento como el citado anteriormente, pero además, el procedimiento debe ser realizado por personal médico especializado.

El caso es que el hombre descubrió que las mujeres se habían separado y la que fue madre biológica estaba atravesando una difícil situación financiera, la niña fue inscrita en Medicaid, un programa gubernamental para las familias desfavorecidas. Este programa para personas necesitadas atiende a millones de niños cada año, proporciona cobertura médica a las familias con un reducido ingreso económico. El caso es que el gobierno preguntó por el padre indicando que la responsabilidad financiera de los gastos sanitarios eran responsabilidad de él. Parece ser que no es un caso aislado y se están incrementando este tipo de problemas con los donantes identificados, la lógica indica que lo mejor es ser un donante desconocido y que exista un banco de semen mediador de por medio, de este modo se evitan problemas. Querer hacer un bien, ayudar a que una pareja pueda formar su familia, se puede pagar con un tipo de cargas que un donante no se habría planteado.

Es un tema complejo, algunos donantes no quieren ser reconocidos, otros en cambio quieren saber de sus hijos biológicos, de ahí que aparezcan casos como los bebés que tienen tres padres. En este caso, en California (Estados Unidos) se aprobó una ley con esa finalidad, los tribunales pueden ahora decidir si un niño puede tener más de dos padres adoptivos y naturales, siempre pensando en los intereses de los niños. En otros países como el Reino Unido también se ha procedido a dictar sentencias históricas, dos hombres homosexuales podían solicitar el contacto con tres hijos biológicos que estaban siendo criados por parejas de lesbianas con las que se mantiene una relación amistosa, además podían participar en la crianza de los niños, aunque se supone que habían donado el esperma a sabiendas de que no deberían tener relación alguna con los hijos biológicos.

Sobre este tema, y concretamente sobre estos casos, es necesario aplicar una nueva legislación, así como la redacción de un documento que determine obligaciones, responsabilidades y otras cuestiones de las partes. Decimos esto porque según leemos aquí, la ley que protege a los donantes de esperma se aprobó hace más de 40 años y desde entonces ha cambiado mucho la sociedad y la situación. Las donaciones de semen privadas han traído problemas, de hecho, es el segmento en el que se reportan más complicaciones. Claro, que en el caso de William Marotta hay algunas complicaciones que se salen de la ley, según el gobierno, la participación de un especialista médico asegura que no existe responsabilidad paternal, pero en su caso, la donación se realizó con un equipo casero de inseminación, algo que no se contempla en la ley y por tanto, el hombre puede ser responsable y asumir la manutención del menor.

En definitiva, parece evidente que una donación de esperma debe realizarse por procedimientos contemplados en la legislación a fin de evitar estas disputas. Parece ser que el próximo mes se determinará en el tribunal si el hombre deberá asumir los costes y manutención del pequeño, os recomendamos conocer la historia con más detalles a través del artículo publicado en Fox News.

Foto | Jacksanches

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...