Prohibidos los castigos escolares en los niños menores de seis años

Nuevo decreto para regular la organización de los centros escolares de Andalucía

La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía ha presentado el borrador del nuevo decreto para regular la organización de los centros escolares de Andalucía, en el que se contempla que a partir de la próxima temporada escolar estarán prohibidos los castigos escolares en los niños menores de seis años. El borrador contempla además otorgar mayor autonomía a la dirección y al profesorado de cada centro, y aumentar la participación de los padres en la educación y la enseñanza infantil entre otros aspectos.

Es coherente que sean prohibidos los castigos escolares en los niños menores de seis años y más sabiendo que en este rango de edad, en la mayoría de ocasiones los pequeños no son conscientes de determinados comportamientos. Confiscar juguetes, asignar deberes extra, restringir determinados privilegios y diferentes formas de castigo escolar no físico como medida correctiva, así como determinadas sanciones disciplinarias, serán mucho más suaves y acordes a la edad de los niños.

Nos ha llamado especialmente la atención el punto en el que se contempla la mayor participación de los padres, como ya hemos mencionado en otras ocasiones, la familia es uno de los pilares fundamentales en la educación de los niños y los profesores necesitan la ayuda de los padres para hacer más efectiva su labor educativa.

Por otro lado, determinados castigos y sanciones se aplicarán en función de la edad y la responsabilidad de los niños. Para los pequeños menores de seis años que tengan necesidades educativas especiales, el nuevo borrador contempla una tutoría compartida entre el tutor y el especialista con el fin de dirigir con mayor efectividad la enseñanza. Son muchos los cambios que se pretenden realizar con el fin de mejorar la calidad de la enseñanza, la figura del director se fortalece asumiendo nuevas responsabilidades, los profesores dispondrán de una carta en la que se muestran sus derechos y bonificaciones no económicas, según el desarrollo realizado de los programas educativos.

A través de la publicación digital ADN podemos saber que otro de los puntos destacados del borrador es el nombramiento de un delegado que represente a los padres en cada curso y cada clase, un modo interesante para implicar aún más a las familias y así puedan realizar un seguimiento más detallado de la actitud y el progreso de los niños.

Se deben aplicar fórmulas y alternativas a los castigos escolares, un seguimiento más personalizado desde una pronta edad, permitiría mejorar el comportamiento y el rendimiento intelectual, desgraciadamente en algunas ocasiones los padres no pueden implicarse tanto como quisieran, por lo que sería interesante lograr mejorar la conciliación laboral y familiar, en este caso conciliación laboral y educación infantil.

Una vez sea aprobado el borrador y se aplique en el próximo curso, podremos saber si el sistema resulta más efectivo, reduce el absentismo escolar, mejora el comportamiento y el rendimiento de los niños.

Foto | Herbert Spencer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...