Mobbing maternal en España

Acoso laboral

Según el informe de la Fundación Madrina, entidad social que ofrece asistencia integral a jóvenes y adolescentes embarazadas de forma altruista, el mobbing maternal en España lo sufren 9 de cada 10 embarazadas, entendiéndose además que como mobbing se considera la violencia o el acoso que las futuras madres sufren.

En el informe se determina que la crisis económica ha influido significativamente en los despidos y abandonos del trabajo a causa de la maternidad, cifrándose en más de 20 puntos el incremento. Recordemos que no hace mucho destacábamos las declaraciones del sindicato Comisiones Obreras (CCOO), el sindicato manifestaba que la maternidad y la conciliación laboral no avanzan en nuestro país y además declaraba que muchas empresas habían aprovechado la situación de crisis económica directa o indirectamente, ya que el miedo a perder el trabajo hacía que se dejaran de reivindicar derechos. Ahora debemos añadir además, el creciente mobbing maternal.

Como decíamos, la falta de conciliación laboral y familiar en España es muy evidente, los actuales horarios laborales (en una gran mayoría) no facilitan la natalidad y mucho menos una conciliación que permita a los trabajadores disfrutar más tiempo de la familia. Por el contrario, sí se ha incrementado significativamente la tasa de mobbing maternal en España, es como si todo lo que se ha avanzado durante los últimos años no hubiera servido de nada.

Según El Diario Montañés, del informe de la Fundación Madrina se desprende que hasta un 45% de las mujeres que son madres terminan abandonando el trabajo o son despedidas por su maternidad, hasta un 50% de las mujeres embarazadas no pueden acceder al mercado laboral. La promoción de la natalidad y los derechos de los trabajadores desaparecen en tiempos de crisis económica. A las situaciones descritas, hay que añadir que una de cada cuatro futuras mamás, sufre la violencia doméstica.

La Fundación Madrina denuncia, en su informe sobre el mobbing maternal en España, las penalizaciones en términos de remuneraciones salariales y ascensos para las futuras mamás, ante tal panorama es difícil promocionar la natalidad. Realmente son cifras lamentables que muestran poca responsabilidad social por parte de las empresas.

El estudio indica que el perfil de las mujeres que sufren mobbing maternal es el de empleadas de Pymes con edades comprendidas entre los 25 y los 30 años de edad, con formación básica y riesgo psico-social, con hijos menores de tres años o que están embarazadas.

Aunque parezca algo inverosímil, según el informe algunas mujeres embarazadas deben soportar palabras tan duras como “tu embarazo da mala imagen a la empresa”, “te daremos otra responsabilidad, ya que tus prioridades han cambiado”, “con tu horario reducido… no quiero sentar precedente”…. ¿realmente estamos en el siglo XXI?

En tiempos de crisis económica una mujer embarazada tiene pocas posibilidades de trabajar y/o reducidas posibilidades de mantener su trabajo, ahora el embarazo es un factor de riesgo que incrementa potencialmente la desigualdad, así es imposible aumentar la tasa de natalidad. Será cuestión de recordar a las futuras madres trabajadoras que el Tribunal Supremo resolvió que el despido de una mujer embarazada será nulo si no tiene causa justificada y procedente, relacionada con la competencia laboral. Y esto será así aunque el empresario no conozca el estado de gestación de la empleada.

Foto | Davhor

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...