Madres sustitutas en Francia

Agencia de Biomedicina de Francia

Ya hace un tiempo que el tema de las madres sustitutas en Francia son motivo de debate, participan expertos de todo tipo y diferentes instituciones en el marco de la revisión de las leyes de bioética, y uno de los temas que parecen levantar ampollas es este, el de las madres sustitutas. Precisamente sobre esta cuestión se ha pronunciado la Agencia de Biomedicina francesa mostrando un total rechazo.

Esta agencia formada por expertos, investigadores y representantes de los pacientes, aconseja encarecidamente que se vigile la maternidad de sustitución y cada caso sea revisado particularmente, ya que existen riesgos de falta de equidad, es decir, no existe equilibrio o justicia cuando se dice que la maternidad de sustitución está reservada a las mujeres que sufren infertilidad por problemas de útero, pero habría que definir con más detalle dichos problemas.

Para la Agencia de Biomedicina francesa es difícil establecer los criterios que puedan mostrar los verdaderos motivos y la capacidad de las madres sustitutas para entregar a los bebés tras finalizar el embarazo. No es la primera vez que madres sustitutas o madres de alquiler terminan cambiando de parecer, a esto hay que añadir que no se conoce a ciencia cierta cuál sería el alcance de los riesgos o beneficios para la madre a nivel psicológico, social o familiar tras entregar al bebé.

Ética, moral, riesgos de salud y conflictos que plantean muchas preguntas con respuestas difíciles, la agencia plantea preguntas como, “¿Cuáles serían las prerrogativas y los deberes de los profesionales ante situaciones de conflicto en el curso del embarazo o del parto, o en caso de incidencias indeseables?, ¿cómo podrían los jueces valorar la calidad del consentimiento de las partes y con qué criterios podrían juzgar el acuerdo establecido?

También se destacan otros riesgos que hay que tener en cuenta, ¿qué podría ocurrir en el caso de que el niño nacido de una madre sustituta naciera con una enfermedad o una malformación?, podría ocurrir que los padres adoptivos decidieran no hacerse cargo del niño y la madre sustituta debería aceptar hacerse cargo del bebé. La verdad es que hay mucho que hablar y cada caso es totalmente diferente, como diferentes son las personas, por ello se debería valorar caso por caso de forma meticulosa, tal y como se realiza en los casos de adopción.

Por tanto, y ante tantos interrogantes e inconvenientes, la Agencia de Biomedicina francesa se ha pronunciado y aconseja no modificar la legislación manteniendo la actual prohibición de las madres sustitutas. Sin embargo, el riesgo de que las parejas busquen una alternativa fuera de Francia es evidente, de hecho, hemos podido conocer algunos casos en España a través de los medios informativos, algunos españoles han ido a buscar una madre de alquiler o a adoptar un niño de forma ilegal ante la desesperación. Sin embargo, la agencia francesa no cree que la prohibición promueva que algunos franceses utilicen en otros países esta práctica, al menos así se indica en el artículo de Cope.

Para rematar la cuestión, la Agencia de Biomedicina francesa manifiesta “Nuestro país, lejos de estar retrasado, va por delante en la protección por ley de la dignidad de las personas”. Creemos que la dignidad de las personas no tiene mucho que ver en esta cuestión, en todo caso deberían ponerse todos los medios y estudiar cada caso, la opción acertada sería la legalización pero siempre bajo estricta supervisión.

Foto | Emery Co Photo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...