Los suplementos probióticos aumentan los niveles de antioxidantes en la leche materna

Según los resultados de una investigación iraní, la suplementación con probióticos lactobacilos en mujeres que amamantan a sus bebés, aumenta el nivel de antioxidantes en la leche materna. Por otro lado, se ha constatado que la suplementación reduce los niveles de malondialdehído, un marcador del estrés oxidativo. Este es el primer estudio que analiza los efectos de la suplementación con lactobacilos en la cantidad total de antioxidantes en la leche materna.

Lactancia materna

Desde hace tiempo se sabe que la concentración de antioxidantes en la leche materna guarda relación con los suplementos vitamínicos y la dieta que siguen las mujeres durante el embarazo y el periodo de lactancia. Por otro lado, también se sabe que la leche materna influye en la intensidad del estrés oxidativo que sufren los recién nacidos y los bebés que son amamantados.

En base a estos conocimientos, expertos de la sección de Ciencias Médicas de la Universidad de Tabriz (Irán), han realizado una investigación con el propósito de evaluar los efectos de la suplementación de probióticos lactobacilos en la capacidad antioxidante de la leche materna. Según los resultados obtenidos, se concluye que los suplementos probióticos aumentan los niveles de antioxidantes en la leche materna, apuntando el carácter beneficioso que tiene dicha suplementación.

En el estudio participaron 50 mujeres que amamantaban a su bebé, se dividieron en dos grupos, uno recibió un suplemento diario de lactobacilos durante un periodo de 60 días, el otro recibió un placebo actuando como grupo de control. Los expertos cuantificaron la ingesta dietética diaria de cada mujer, así como los parámetros antioxidantes de la leche materna al principio del estudio, a los 30 días y a los 60 días.

Los resultados mostraron que en las mujeres que tomaron el suplemento se produjo un aumento significativo en la cantidad de antioxidantes contenidos en la leche materna, dicho aumento fue progresivo y paralelo al tiempo en el que se estuvo tomando el suplemento probiótico. En el grupo de control se observó una reducción en el nivel de antioxidantes contenidos en la leche materna a lo largo de todo el periodo del estudio.

Se determinó que los niveles de malondialdehído (marcador del estrés oxidativo) disminuyeron progresivamente en la leche materna a medida que se avanzaba en la suplementación, lo que demostraría, en principio, lo beneficioso que puede ser tomar probióticos durante la lactancia materna. Sin embargo, los investigadores constatan que la capacidad antioxidante total de la leche materna del grupo que recibió el suplemento, no se alteró significativamente desde el día 30 al día 60 del estudio, manteniéndose el nivel más o menos igual en este periodo.

Los expertos atribuyen este resultado a la dieta de las madres que fue la misma durante todo el periodo, considerando que debía ser necesario haber introducido otros suplementos antioxidantes para reforzar los resultados iniciales. Este es el primer estudio que se realiza para analizar los efectos de la duración de la suplementación con lactobacilos, los investigadores explican que se necesita investigar más a fin de poder entender el efecto que tienen las diferentes dosis de probióticos en los niveles de antioxidantes totales en la leche materna.

Podéis conocer todos los resultados de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Asia Pacific Journal of Clinical Nutirion.

Foto | David Veksler

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 1
Loading ... Loading ...