Los padres controladores pueden dañar la vida adulta de sus hijos

Ser un padre controlador puede jugarle de forma controversial a los hijos

La vida de los hijos en el futuro depende de si eres un padre controlador o no

Cada momento de la vida posee sus características propias, pero la adolescencia de manera particular, debido a que está repleta de muchos cambios y retos para todos. Para ser buenos padres no necesitamos prohibirle todo a nuestros hijos.

Empezando por el propio adolescente, que está atravesando una etapa cambiante en la que empieza a determinar su identidad, hasta el resto de la familia, que tendrá que acompañarlo de la mejor manera posible durante su adolescencia.

Si bien los padres seguimos siendo sus guías y responsables, durante este lapso debemos tener presente darles el espacio que requieren para su desarrollo emocional y social, pues en consideración con un estudio:

Tener padres controladores en el tiempo de adolescencia dificulta las relaciones sociales y frutos educativos a largo plazo.  Muchos son los adultos que se frenan cuando van a conocer a alguien, ellos muchas veces no pueden mantener una conversación porque su timidez los vence.

Estos adultos fueron adolescentes y tuvieron padres controladores los cuales de una u otra manera interfirieron hasta en su vida adulta. Debemos aprender a educar, se sabe que esto es algo que como padres vamos aprendiendo poco a poco, pero lo mejor es que tomes las recomendaciones de un experto.

Estudio sobre padres controladores

Este estudio fue publicado en la revista Child Development, fue hecho por investigadores de la Universidad de Virginia, tenía como fin escudriñar cómo intervenía la crianza de padres controladores durante la adolescencia en la salud a largo plazo.

Para poder estudiar esto, se hizo un seguimiento a ciento ochenta y cuatro adolescentes en USA desde que tenían trece años hasta que cumplieron treinta y dos, tiempo durante el cual se les aplicaron distintas anamnesis y pruebas psicológicas.

Aparte se le aplicaron encuestas sobre la percepción que tenían de ellos sobre su entorno, sobre las personas que les rodeaban y de hecho capturaron algunos vídeos al momento de relacionarse con las personas cercanas a ellos. Muchas son las cosas que cambian al tener padres controladores y las vas a conocer.

Al fijarse bien en los resultados mediante los años, se consiguió que aquellos que tuvieron padres controladores a los trece años de edad, poseían menos relaciones románticas en las que fueran apoyados a los veintisiete años.

Así como tener menor probabilidad de mantener una relación estable a los 32 años, y mostraban frutos educativos más bajos a la misma edad.

Resultados por tener padres controladores en la adolescencia

Aunque no se consiguió una causalidad, este tipo de resultados fueron determinados por problemas durante la adolescencia, particularmente a los quince y dieciséis años, entre los que se incluían ser menos maduros a nivel psicológico.

Y es que, durante la adolescencia, pasan grandes cambios en cuanto al desarrollo de la independencia y autonomía de las personas, cambios que, si son limitados, pueden, (sin duda alguna) afectar las relaciones emocionales y sociales en el futuro.

Por eso, aunque nuestros hijos adolescentes sigan necesitándonos en este tiempo (e incluso más que antes), es muy relevante recordar darles el espacio requerido para tener ese lapso de autodescubrimiento, donde van adquiriendo más aprendizaje y descubren quiénes son desarrollando habilidades sociales.

Es importante mantener a nuestros hijos cercanos a nosotros como padres, pero llega un momento en el que ellos necesitan descubrir cosas por si mismos en las cuales no debemos interferir. Son muchos los padres controladores que interfieren sin duda alguna en la vida de sus hijos y esto realmente repercute en el futuro.

Ser un buen padre no es dominar a los hijos, ser un buen padre (y madre) es enseñarles siempre lo mejor para que cuando llegue esa etapa de la adolescencia ellos sepan elegir las cosas buenas y apartar las cosas malas.

¿Qué puedo hacer para estar siempre al tanto de lo que hace mi hijo?

No puedes hacer nada, aunque tratemos de saber todo lo que hacen nuestros hijos no podemos hacerlo. Primeramente, porque no es conveniente, ya que como dijimos ellos necesitan tener su espacio para poder descubrir cosas nuevas, recordemos que en la adolescencia muchas cosas son nuevas.

Lo mejor es que estés tranquilo y que sepas aconsejarle en los momentos indicados, no debemos saturarlos, hay que tratar de ser más que sus padres, tratar de ser sus confidentes.

La relación entre padre e hijo no es algo sencillo, porque todos deseamos que nos cuenten sus cosas, pero también somos los que debemos reprenderlos cuando esas cosas que hacen no están bien. Por eso decimos que lo mejor y lo más conveniente en estos casos en enseñarlos, sin caer en regaños.

Ya en la adolescencia tus hijos saben lo que está bien y lo que está mal, pero como todo ser humano siguen cometiendo errores y es que en esta etapa de la vida pueden experimentarse tantas cosas incluyendo los cambios hormonales. Como padres no podemos pretender que esta etapa sea “armoniosa”.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 1,75 de 5)
1.75 5 4
Loading ... Loading ...