Los padres con hijos autistas tienen menos deseos de tener más hijos

Una nueva investigación muestra con cifras que los padres con hijos autistas tienen menos deseos de tener más hijos, también se arroja luz sobre el riesgo real de que se pueda tener un segundo hijo que sufra autismo.

Autismo en niños

Una nueva investigación realizada por investigadores de la Universidad de California (Estados Unidos), concluye que los padres con hijos autistas tienen menos deseos de tener más hijos. Los expertos explican que un hijo autista requiere un mayor compromiso de los padres, deben destinar más tiempo, energía y dinero, lo que provoca que se estresen y tengan menos ganas de tener hijos.

Para llegar a esta conclusión (algo que no sorprende a los expertos) se estudiaron a casi 20.000 familias californianas con un hijo con autismo nacido en el periodo entre el año 1993 y el año 2003. También se estudiaron a otras 36.000 familias que no habían tenido hijos con autismo y cuyos datos se utilizaron como grupo de control. Parece ser que los resultados no dejan lugar a dudas, los padres de niños con autismo tenían hasta un 33% menos de probabilidades de tener un segundo hijo en comparación con los padres del grupo de control. También se constató que si el hijo autista era el segundo de los hijos de una familia, las posibilidades de tener un tercer hijo se reducían notablemente.

La investigación ha hilado fino y concluye que mientras que los hijos autistas de las familias no mostraban señales de padecer el trastorno, las posibilidades de que tuvieran un segundo hijo eran más elevadas, algo que cambiaba cuando se diagnosticaba el trastorno en los pequeños. Los resultados sugieren que los padres tomaron la decisión de no tener más hijos y que el hecho de no tenerlos no era algo causado por algún problema de fertilidad.

Estos resultados además sirven para determinar la posibilidad de riesgo real de que un segundo hijo también pudiera sufrir el trastorno, al haberse reducido la tasa de concepción de un hermano para el hijo autista, los datos sobre la posibilidad de tener un segundo hijo que sufriera el trastorno se alteran, por lo que esta posibilidad podría ser mucho mayor de lo que se ha creído hasta el momento.

Esta cuestión sirvió para que los investigadores discriminaran y separaran las parejas que decidieron no tener más hijos del grupo investigado, gracias a ello pudieron determinar que existía una posibilidad entre diez de que un segundo hijo naciera también autista, lo que prueba que el riesgo es significativamente elevado. Ya hace tiempo que se hablaba de esta cuestión, los padres con hijos autistas no querían tener más hijos por los motivos antes mencionados y por temor a que el nuevo bebé también sufriera el trastorno, pero el estudio lo que hace es analizar por primera vez esta cuestión con cifras.

El estudio tiene otras implicaciones significativas, sirve para que los padres afectados se asesoren y consulten a especialistas en genética antes de embarcarse en la concepción de un segundo hijo, con ello se podrían reducir el riesgo de concebir un bebé con autismo. A cada nueva investigación relacionada con este trastorno se descubren nuevos datos, sin embargo, parece que queda mucho para desvelar lo más importante, los motivos que causan el autismo y como revertirlos o eliminar el riesgo.

La investigación de la que nos habla MedLinePlus, ha sido publicada en la revista científica JAMA.

Foto | Fatman73

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...