Los hombres no reducen la jornada laboral para cuidar a sus hijos porque creen que no pueden

Los resultados de un estudio que tenía como objetivo entender por qué la medida de la reducción de la jornada laboral para cuidar a los hijos apenas es solicitada por los hombres, muestran que los padres creen que no pueden reducirla por varios factores relacionados con la conciliación laboral y familiar, con la falta de tiempo, con la percepción de que están menos implicados con el trabajo, etc.

Reducción de la jornada laboral

El año pasado conocíamos este estudio en el que se concluía que muy pocos padres comparten el permiso de maternidad de las madres, las cifras mostraban que menos del 2% de los progenitores, asumían alguna de las diez semanas del permiso de paternidad transferible. Por otro lado, según un estudio realizado hace unos meses, si una mujer coge el permiso de maternidad, se ve como menos comprometida con el trabajo, pero si no coge dicho permiso se considera menos comprometida con la crianza del bebé, es decir, haga lo que haga es criticada.

Pues bien, siguiendo el hilo de los dos estudios mencionados, hoy conocemos los resultados de una investigación desarrollada por la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia) en el que se concluye que los hombres no reducen la jornada laboral para cuidar a sus hijos porque creen que no pueden. El estudio tenía el cometido de entender por qué la medida de la reducción de la jornada laboral apenas es solicitada por los hombres, continúa siendo una práctica más habitual en las mujeres.

Los hombres creen que no pueden trabajar menos horas, aunque dependiendo del tipo de actividad laboral que desempeñen, el porcentaje de solicitudes de reducción de jornada por crianza de los hijos se incrementa. Los expertos comentan que una posible respuesta a la situación podría ser que los padres no quieren asumir la reducción de salario que conlleva la medida, pero parece que esa no es la razón principal, ya que sólo un 12% de los hombres que no se acogen al derecho, argumenta motivos económicos.

Los expertos comentan que es posible que en el caso de los hombres, tomarse un periodo corto de tiempo para dejar de trabajar y dedicarse al cuidado de los hijos sea mejor visto que reducir la jornada laboral durante un tiempo más prolongado. Se podría decir que la segunda opción se percibe como una mejor implicación profesional con la actividad laboral, algo que no ocurre con las mujeres. En nuestra opinión, quizá tiene que ver la falta de igualdad que sigue reinando en muchas empresas, ¿por qué esta mejor visto este permiso en las mujeres? Porque habitualmente se ha considerado que la crianza de los niños es una tarea de la madre, un rotundo error instaurado desde hace décadas y que debe ser desterrado.

En el estudio se han analizado los contextos laborales que pueden favorecer la reducción de la jornada laboral, para ello se han utilizado los datos de una encuesta representativa de los trabajadores españoles. Los expertos comentan que la diferencia entre hombres y mujeres a la hora de pedir este tipo de permiso se debe en gran medida a la falta de tiempo, la inadaptación de los horarios escolares a los laborales y viceversa, y el poco tiempo que se puede pasar con los hijos.

La desigualdad de las jornadas de trabajo entre padres y madres podría ser una de las principales causas, dichas hornadas podrían no responder a los deseos y necesidades de los padres, lo que podría indicar la necesidad de actualizar las políticas que regulan la jornada diaria de trabajo. El tema es complejo y delata que sigue siendo necesario trabajar para facilitar la conciliación familiar y laboral, así como llevar a cabo un cambio en las políticas relacionadas con la jornada laboral. Podéis conocer los detalles de la investigación de la UMED a través de este artículo publicado en la revista científica Community, Work & Family.

Foto | Oneras

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...