Los hijos de familias en paro van al colegio andando

Un estudio determina que el paro condiciona el modo en el que los niños van al colegio, posiblemente es una conclusión a la que muchos lectores llegaríamos, pero en este caso se pretende dar cifras concretas.

Un estudio desarrollado por el departamento de educación física y deportiva de la Universidad de Granada concluye que los hijos de familias en paro van al colegio andando, posiblemente esta conclusión es bastante evidente y muchos lectores llegarían a ella sin necesidad de un estudio. El hecho de estar en paro, obliga a las familias a ahorrar lo posible ante la incertidumbre de lo que puede pasar en un futuro a corto o medio plazo.

La finalidad del estudio era relacionar la actividad laboral y cómo se desplazan los padres para ir al lugar de trabajo, con el modo de desplazamiento de los niños al colegio, se tuvieron en cuenta otros datos que influyen en el tipo de movilidad, la distancia y el tiempo que se tardaba en llegar al lugar de trabajo con el modo en el que se desplazaban los niños, caminando, en bicicleta o en coche. En este estudio participaron 721 familias procedentes de cuatro colegios granadinos cuyos hijos estaban estudiando Educación Primaria Obligatoria.

Estas familias realizaron un cuestionario en el que se preguntaba a los progenitores la actividad laboral que desempeñaban, cómo acudían al trabajo, el tiempo que tardaban sus hijos en ir al colegio, la distancia y el modo de desplazamiento. Los datos reflejan que un 62’4% de las familias tenían hijos que acudían al colegio mayoritariamente andando, tan sólo un 0’4% lo hacían en bicicleta, algo obvio teniendo en cuenta que los niños tenían edades comprendidas entre los 6 y los 12 años. Un 37’6% se desplazaban en autobús de línea, autocar escolar, coche o moto, de todos estos transportes el más utilizado era el automóvil que acaparó un 34% de los resultados.

Por otro lado se determinó el modo en el que afectaba el paro al desplazamiento de los niños al colegio, los hijos del 74% de las familias con un progenitor en paro, acudían al colegio andando o en bicicleta. Si los dos padres trabajaban, la cifra de niños que acudían andando al colegio se reducía al 54%, parece evidente que las obligaciones laborales y la falta de tiempo influye en la movilidad infantil, aunque se echan de menos otros datos en el estudio, además de haber tenido en cuenta la distancia y el tiempo, existen otros condicionantes como los abuelos, éstos se pueden encargar de llevar a los niños al colegio.

Los responsables de este estudio determinan que el poder adquisitivo de las familias influye en la posibilidad de tener más de un coche y además incrementa la posibilidad de que los niños acudan al colegio en este medio de desplazamiento. Pero en el marco de la movilidad, también se ha determinado que los hijos de padres que se desplazan pasivamente, van al colegio andando, en este caso el porcentaje se eleva a un 80%. En el caso de familias cuyos progenitores acuden al trabajo en un vehículo, sólo un 44% de los niños van caminando al colegio.

El paro familiar condiciona la movilidad de los niños, pero se podría decir que es un aspecto favorable ya que la movilidad activa es saludable y contribuye en el desarrollo de los niños. Suponemos que estos datos variarán dependiendo de cada comunidad autónoma, es un estudio curioso que pretende arrojar cifras más concretas sobre algo que muchos ya deducimos. Puedes conocer todos los detalles a través del artículo publicado en la Universidad de Granada.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...