Lentillas diarias y mensuales: una opción práctica para madres y padres

El uso de gafas de papas y mamas puede ser un engorro en muchas ocasiones con nuestros pequeños. Las lentes de contacto pueden ser la solución perfecta.

Tener un bebé o un niño en casa requiere tomar ciertas medidas de seguridad y practicidad para que no haya ningún incidente inesperado. Algunos de los habituales son elevar los objetos que tenemos en los muebles, poner topes en las puertas o cubrir las esquinas para evitar que los pequeños se den algún golpe.

Una de las aficiones favoritas de los más pequeños es coger o tirar de todo lo que tengamos en nuestra cara, ropa… y, cómo no, las gafas acostumbran a ser su predilección. Sin duda, una opción muy práctica si tenemos niños en casa es el uso de lentes de contacto, además de todas las comodidades que nos dará en el trabajo, en un viaje o en cualquier lugar.

La ventajas son muchas pero, ¿y los inconvenientes? Es cierto que hay muchos falsos mitos sobre las lentillas pero también tienen sus contras. ¿Y si hacemos desaparecer las desventajas? Eso es posible con las nuevas lentillas diarias de Alain Afflelou, con las que el enrojecimiento de ojos o la fatiga de los mismos será ya historia gracias a su composición. Las Éphémère de AA tienen un coste de 1€ diario y son ideales para aquellas personas que quieran hacer el cambio de las gafas a las lentillas y prefieran un período de prueba o toma de contacto sin hacer un gasto más elevado. El innovador hidrogel de silicona permitirá que tu ojo esté constantemente hidratado e oxigenado con tu parpadeo y, pese a las horas de uso, seguirás sintiendo una total comodidad durante todo el día.

También dispones de las lentillas mensuales Ephemere Mensual Aqua Confort, de la misma composición, y también disponibles en lentes progresivas, con lo cual se adaptan a todo tipo de necesidades. Debes saber que, con el lanzamiento de este nuevo e innovador producto, ahora dispones de un mes de prueba gratis para acabar de convencerte, una buena oportunidad.

Después de una noche de poco dormir con tu bebé, nada mejor que ponerte tus lentillas para mostrar una mejor cara y una mirada más intensa, y sin más cansancio en tus ojos. Además, ahora que llega el buen tiempo, con tus lentillas puestas podrás utilizar sin problemas tus gafas de sol sin necesidad de tener unas graduadas. Menos gasto, algo que con pequeños en casa siempre agradecemos.

Post patrocinado

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...