Las lesiones infantiles no intencionadas representan el 20% de las urgencias pediátricas

Hasta un 20% de las urgencias pediátricas corresponden a lesiones infantiles no intencionadas, como por ejemplo los golpes o las caídas. Una buena parte de estas lesiones se producen en el hogar, concretamente en la habitación infantil y en la sala de estar. Los expertos destacan que en un 39% de los casos los niños sufrieron un accidente sin que hubiera un adulto delante, lo que muestra que es necesario que padres y cuidadores sean más vigilantes.

Accidentes infantiles

Según un estudio desarrollado por expertos del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, las lesiones infantiles no intencionadas en nuestro país representan el 20% de las urgencias pediátricas. Los datos recopilados a partir de la información proporcionada por 11 centros hospitalarios españoles muestran que el 42% de estas urgencias corresponden a las caídas que sufren los niños, un 22% a los golpes y un 20% a los accidentes deportivos.

Ante estos resultados, los expertos consideran muy importante que se extremen las precauciones sobre las medidas de seguridad y prevención de lesiones en los niños, esto es lógico teniendo en cuenta que podemos ver a niños que utilizan el monopatín, los patines, las bicicletas, etc., sin las protecciones recomendadas, claro, que este es sólo un ejemplo, existen muchas otras causas relacionadas con caídas y golpes.

Los expertos analizaron 1.673 urgencias de niños de 0 a 16 años en hospitales de referencia, secundarios y terciarios, ubicados tanto en las zonas costeras como en el interior del país, de este modo se podían extrapolar los resultados a todo el país. El cometido del estudio era poder conocer la realidad y situación de este tipo de lesiones a fin de poder aplicar las medidas de prevención oportunas.

De los resultados obtenidos se desprende que los niños varones son los que más lesiones no intencionadas sufren, la estadística muestra que el porcentaje es de un 60% frente al 40% en el caso de las niñas. La mayor prevalencia en los niños varones para sufrir accidentes se ha constatado en otros estudios, a esto hay que añadir que los niños que viven en entornos desfavorecidos, que sufren algún tipo de discapacidad sensorial o física, que no tienen miedo o su carácter es más inquieto, tienen un mayor riesgo de sufrir lesiones no intencionadas.

Se identifica el hogar como el lugar donde se produce el mayor número de accidentes, y concretamente en la habitación de los niños y la sala de estar, algo lógico, ya que son los lugares donde más tiempo pasan. Un dato que merece la pena destacar, los expertos comentan que en el 39% de las lesiones que se produjeron en el hogar o en el colegio, no había presente ningún adulto. Por ello recomiendan que los padres y cuidadores no descuiden la vigilancia de los niños, también es necesario que supervisen todo lo que rodee a los niños para garantizar la seguridad. Por ejemplo, en el hogar hay que tener cura de que los muebles están bien sujetos y no pueden volcarse, que no haya muebles o sillas cerca de ventanas, que cajones y armarios cuenten con mecanismos de seguridad para que no se puedan abrir, etc.

Esto nos recuerda a un tipo de accidente del que hablábamos hace un tiempo, la caída del televisor sobre los niños. Los expertos que realizaron el estudio comentaban que en los últimos años se ha incrementado considerablemente el número de niños que han sufrido una lesión porque se les ha caído la televisión encima, el golpe recibido puede ser grave e incluso mortal.

Según el estudio, por edades no hay muchas diferencias, aunque hay un ligero aumento de sufrir este tipo de accidentes en los niños de entre uno y tres años, algo que justifican con el aprender a andar. Otro segmento de edad de mayor riesgo es el de los niños de 10 a 12 años, la razón es que suelen adoptar una actitud de mayor riesgo. Se identifica la primavera como época de mayor riesgo de sufrir accidentes, también se señala el viernes por la tarde como el día de la semana con mayor riesgo.

El estudio es interesante, recordemos que los accidentes infantiles están a la orden del día, tanto en el interior de espacios que en principio se consideran seguros, como por ejemplo el hogar, como en espacios abiertos, por ello, es imperioso que los adultos sean vigilantes y no bajen la guardia en ningún momento. Os recomendamos acceder a la noticia a través de este enlace (Pdf) y seguir los consejos que proporcionan los médicos a fin de reducir este tipo de riesgos.

Foto | zoetnet

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...