Las escaleras mecánicas son un riesgo para los niños

A través de la cuenta de Twitter, Metro Madrid lanza una advertencia, las escaleras mecánicas son un riesgo para los niños y por ello los adultos deben extremar las precauciones cuando las utilizan. El mensaje se acompaña de la fotografía de una zapatilla de un niño que quedó atrapada en una de estas escaleras.

Riesgos de las escaleras mecánicas

En mayo de este año nos hacíamos eco de un vídeo compartido por la policía local de Boadilla (Comunidad de Madrid), que mostraba lo que le podía ocurrir a un niño si acercaba los pies a los bordes de los escalones de la escalera mecánica. En este caso la escalera atrapaba un zueco infantil de caucho que daba una clara idea de lo que le podía ocurrir al pie de un niño si la escalera mecánica le atrapase el pie.

Pues bien, en esta ocasión conocemos una nueva advertencia realizada a través de Twitter por Metro Madrid, acompañada con la imagen de una zapatilla destrozada al haber sido atrapada por una de las escaleras mecánicas situadas en la estación de metro de Chamartín. Metro Madrid comenta que las escaleras mecánicas son un riesgo para los niños y que es necesario que los padres y adultos en general que viajan con niños, extremen las precauciones para evitar que puedan tener un accidente.

Hay que decir que no se trata de un ejemplo de lo que podría ocurrir, la zapatilla es de un menor al que la escalera atrapó y, por fortuna, pudo sacar a tiempo el pie resultando ileso. Pero esta no es la primera vez que ocurre algo así, en octubre, en la estación de Legazpi, la zapatilla de una niña fue engullida por una escalera mecánica mientras jugaba con el cepillo que este tipo de escaleras tienen a ambos lados. Hay que destacar que estos cepillos de las escaleras mecánicas son un elemento de seguridad y están colocados en las zonas donde hay más posibilidad de que se produzca un atrapamiento.


Su función es evitar que se pueda enganchar un cordón de zapato, la ropa, una correa, la fricción del cepillo con cualquier objeto que le toque provoca que los usuarios retiren de forma instintiva y rápidamente los pies o el objeto que ha entrado en contacto con él. Otra función que tienen es evitar que pequeños elementos puedan introducirse en la maquinaria interna y estropeen la escalera. Pero como se puede comprobar, parece que se trata de una medida ineficaz y da la impresión de que es un elemento que invita a los niños al juego.

En estos días en los que se sale por las grandes ciudades a disfrutar de la decoración navideña, visitar los mercados, los centros comerciales, etc., muchas familias utilizan el metro para desplazarse, por ello y según leemos aquí, se lanza un mensaje que creemos interesante hacer extensivo a nivel nacional, no dejar nunca a los menores solos en las escaleras mecánicas y procurar que no jueguen o se distraigan con cualquiera de sus elementos, de este modo se evitará que puedan sufrir un lamentable accidente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...