La pobreza tiene rostro de niño

Paloma Escudero, Directora Ejecutiva de Unicef España, nos da a conocer algunos datos del informe sobre la infancia que ha preparado esta organización. Duras palabras las que podemos oír, en España la pobreza tiene rostro de niño, las personas que más acusan la crisis económica son los niños. El informe titulado El impacto de la crisis en los niños da a conocer que hasta el 26% de los menores de 18 años en España viven por debajo del umbral de la pobreza.

El número de niños en esta situación se ha ido incrementando durante los dos últimos años, se han sumado más de 200.000 niños a estas cifras, viven en hogares cuyo ingreso anual es inferior a 16.000 euros. Si tenemos en cuenta que el cálculo se ha realizado en base a una unidad familiar de dos adultos y dos menores, a duras penas pueden llegar a final de mes. La directora también nos explica que el paro ha provocado un incremento del 120%, el número de hogares con niños en los que ningún adulto trabaja, la tasa se duplica en comparación con las familias que no tienen hijos, por lo que se muestra que la crisis económica es más acusada por las familias con niños.

La falta de ingresos familiares afecta de lleno a los más pequeños y en todos los ámbitos, salud, educación, necesidades o estabilidad emocional, los datos que facilita Unicef muestran que la pobreza infantil se ha incrementado significativamente y se ha cebado con aquellos hogares que ya sufrían una situación económica muy limitada. Paloma Escudero nos explica que ser pobre en nuestro país no quiere decir que no se pueda comer, pero sí que se restringen los gastos de primera necesidad como es el material escolar, las actividades extraescolares, la alimentación, la atención médica…

Con respecto a la vivienda, ser pobre en España no significa que no se pueda acceder a un techo, pero sí que existen dificultades para acceder a una vivienda digna, algo que todos queremos. Unicef pide al Gobierno de nuestro país que tengan en cuenta a los niños y a sus familias en las decisiones políticas que están tomando, algo que en nuestra opinión no está ocurriendo. No se puede reducir un déficit generado durante los últimos años en poco tiempo. Algunos analistas indican que España debe cuatro veces el volumen del PIB, es decir, más de cuatro billones de euros, es imposible remontar semejante déficit en un corto margen de tiempo, de hecho, se asegura que se necesitarían varios años para poder regularizar la situación. Sin embargo no hay más que tijera y no se tienen en cuenta las necesidades del que será el colectivo del futuro, los niños de hoy.

Hoy los niños que eran pobres, son aún más pobres, los que no lo eran entran en el estrato de pobreza, es lamentable saber que de los 27 países que forman la UE, España es uno de los países con la tasa de pobreza infantil más elevada, a esto hay que añadir que el crecimiento de la pobreza crónica en la infancia no frena su incremento. Hay mucho más que destacar del informe El impacto de la crisis en los niños de España, y así lo haremos en breve, merece la pena analizar todos los datos para tener una percepción clara de la situación, de momento os invitamos a ver el vídeo, no tiene desperdicio.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...