La paternidad reduce el nivel de testosterona

Peternidad

Una investigación desarrollada por expertos de la Universidad Northwestern de Chicago (Estados Unidos), concluye que la paternidad reduce el nivel de testosterona, hormona que se produce sobre todo en los testículos y en los ovarios de las mujeres. Se trata de la principal hormona sexual masculina que juega un papel muy importante en los hombres, en el desarrollo de los tejidos reproductivos masculinos, el incremento de masa muscular y ósea, el crecimiento del pelo corporal, y es esencial para el buen estado de salud. En el organismo de un hombre el nivel de testosterona es 10 veces más que en el organismo de una mujer, sin embargo, el estudio no determina a cuánto asciende dicha reducción.

La paternidad reduce el nivel de testosterona pero de forma pasajera y según concluye la investigación, este hecho se debe a la necesidad de que los padres cuiden a sus hijos durante los primeros meses dejando a un lado los pensamientos sexuales. La convivencia con un recién nacido provoca la reducción hormonal a favor del cuidado y atención que se debe ofrecer al bebé. Los investigadores indican que los hombres están preparados para ayudar en la crianza de los niños, y el organismo activa los correspondientes mecanismos para ello.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores estuvieron estudiando a un grupo de 624 hombres de nacionalidad filipina con edades comprendidas entre los 21’5 y los 26 años. El seguimiento se realizó desde antes de que se convirtieran en padres, midiendo los niveles de testosterona antes de la concepción y durante los cuatro años y medio que duró el estudio de forma periódica. Los resultados mostraron que se produce una reducción de la hormona testosterona y especialmente significativa cuando llevan los bebés a su hogar por primera vez, tras la salida del hospital.

Tener un bebé implica un gran compromiso y exigencias, se produce un reajuste físico, psíquico y emocional, un cambio que está sujeto a la nueva situación y a la necesidad de satisfacer las demandas del recién nacido. Los investigadores también apuntan, que si se trata de un padre que está especialmente involucrado en el cuidado infantil, la reducción de la testosterona es aún más evidente. En anteriores ocasiones se han realizado estudios similares, pero los investigadores indican que la muestra estudiada (cantidad de hombres) no era suficientemente representativa y existían todavía dudas. Con este estudio de amplio espectro, éstas se han disipado ofreciendo datos mucho más fiables.

De este tema ya hablábamos en el post Despertar el instinto paternal. Puedes conocer más detalles de la noticia que hemos conocido a través de Agencia Sinc, en el artículo de la Universidad Northwestern de Chicago.

Foto | Paparutzi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...