La genética influye en la decisión de la edad para concebir el primer hijo

Según un estudio desarrollado por expertos del Reino Unido, además de los factores sociológicos, la genética también influye en la decisión de la edad para concebir el primer hijo. Los expertos han identificado un patrón genético que explica un 15% de la variación de la edad para ser madre primeriza.

Edad para tener el primer bebé

Hoy nos sorprende una investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Oxford (Reino Unido), en la que se concluye que la genética influye en la decisión que toman las mujeres de la edad para concebir el primer hijo. Cuando hemos tratado el tema del retraso de la maternidad, generalmente se ha atribuido a factores sociológicos, a la situación económica, al mercado laboral, a la formación educativa, etc., pero a esta lista de factores ahora hay que sumarle otro más, el genético.

Para llegar a esta conclusión los investigadores analizaron el ADN de casi 7.000 mujeres, se buscaban patrones y similitudes en la estructura genética de las mujeres que se convirtieron en madres en diferentes edades. Parece ser que encontraron un patrón genético que explica un 15% de la variación de la edad para ser madre primeriza, así como un 10% de la diferencia en el número de hijos que tuvieron.

Para los expertos no hay dudas, existe un claro componente genético en la decisión de la edad para tener el primer bebé y cuántos hijos se desea tener. Los investigadores explican que no se han identificado una serie de genes específicos, pero sí una combinación de variantes genéticas que predisponen a que las mujeres tengan el primer bebé antes o después. Consideran que algunos de estos genes afectan a la fertilidad y que las mujeres que son menos fértiles necesitan más tiempo para poder ser madres. A esto hay que sumarle otros factores (sociológicos) que influyen sutilmente en las diferentes etapas de la vida de una mujer, como por ejemplo la personalidad.

Lo cierto es que la edad para tener el primer hijo se está retrasando en muchos países, se tiene el primer bebé cuando se está menos preparada biológicamente para tenerlo, los investigadores quieren desvelar la relación entre los factores genéticos y sociales, así como su interacción en la decisión de concebir un bebé. En última instancia, este estudio podría ayudar a tomar decisiones informadas sobre el tiempo que se puede retrasar la maternidad, poniendo a disposición de las mujeres información sobre el estado de su reloj biológico y su fertilidad.

Este estudio hay que cogerlo con pinzas por varias razones, como hemos indicado antes, el retraso de la maternidad es algo que se está produciendo de forma generalizada en muchos países desarrollados, ¿quiere decir esto que se han producido cambios en la genética de las mujeres durante las últimas décadas?, ¿es posible que los supuestos genes que intervienen en la decisión han estado aletargados hasta que ha cambiado la situación de la mujer? Tampoco se pueden obviar posibles coincidencias, hay que tener en cuenta que se habla de un patrón que afecta a un 15% de la edad a la que se decide tener un bebé.

Se deberán realizar nuevas investigaciones y determinar si realmente los genes influyen y si éstos han sufrido un cambio a causa de factores epigenéticos, es decir, aquellos factores no genéticos que influyen en el desarrollo de un organismo, quizá hayan provocado cambios en la genética que predispongan a las mujeres a retrasar la maternidad. Seguramente se realizarán nuevos estudios en esta línea, de momento podéis consultar este trabajo a través del artículo publicado en la revista científica PloS ONE.

Foto | JerryLai0208

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...