La edad del padre también importa

la edad del padre

Escuchamos a menudo los riesgos que supone ser madre a edad avanzada, tanto para la mamá como para el bebé. Sin embargo, es extraño encontrar información sobre los riesgos que tiene también la edad del padre.

La ciencia, hasta hace muy poco, tenía muy en cuenta que la edad de la madre era la única que afectaba en los posibles daños en la formación y crecimiento del bebé. Sin embargo, los últimos estudios realizados al respecto establecen que la edad del padre también influye en el desarrollo del feto.

Más edad, más problemas

Existe un gran número de mujeres que se inquietan por la edad en el momento de quedarse embarazadas. Aunque los avances son cada vez mayores, las mujeres saben que en un embarazo a partir de los 35 años las perspectivas de dar a luz a un bebé enfermo crecen considerablemente y que los cuidados que deben tenerse a lo largo los meses de gestación también aumentan. Sin embargo, nadie se había planteado las consecuencias que puede tener la edad del padre.

Gracias a un estudio de la Universidad Norteamericana de Washington, sabemos que, según avanza la edad del padre, más deterioros genéticos sufre su esperma. Esto quiere decir que a mayor edad del padre, mayores las posibilidades de que el niño tenga defectos e incluso que pueda producirse un aborto espontáneo.

El hecho de que esto no se haya descubierto antes se debe a que estos inconvenientes no se observan simplemente analizando los espermatozoides, ya que el total y la forma de éstos no se ven alterados por la edad.

Estudios que lo demuestran

Sin embargo, los científicos encargados de este estudio decidieron analizar más en profundidad el ADN de hombres con edades comprendidas entre los 20 y 57 años.

Los resultados de este estudio fueron muy concluyentes: los hombres de entre 36 y 57 años de edad almacenaban un número mayor de espermatozoides sanos con ADN defectuoso que los que se encontraban por debajo de esa edad.

A esto tenemos que añadir el descubrimiento de que en los espermatozoides de padres mayores se reduce la posibilidad de sufrir apotopsis ­(un proceso de autodestrucción del que se vale el organismo para eliminar las células dañadas).

Por tanto cabe la posibilidad de que un espermatozoide dañado pueda fecundar el óvulo y provocar defectos en el bebé.

Los científicos que participaron en esta investigación advirtieron que estos problemas no afectan únicamente a los hombres mayores sino que también cabe la posibilidad de que se originen en hombres jóvenes derivados de causas externas como el consumo de tabaco, la contaminación o algún tipo de radiación.

Vía | mujer.terra.es
Foto | eyeliam

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...