Guía de Productos Seguros para Niños: productos potencialmente peligrosos

Un total de 26 productos de uso cotidiano son analizados en la Guía de Productos Seguros para Niños: productos potencialmente peligrosos. La seguridad de los niños es compartida entre los fabricantes, las organizaciones, los padres, los educadores… es necesario tener consciencia de los peligros a los que a diario se enfrentan los niños.

Productos potencialmente peligrosos

Recientemente la Asociación Española de Pediatría (AEP) hablaba en su web sobre la colaboración que está manteniendo, a través de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) y el Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones no intencionadas en la Infancia, con la Alianza Europea para la Seguridad Infantil (European Child Safety Alliance).

Se está trabajando en la creación de una guía europea que ayude a garantizar la seguridad de los niños, no por estar rodeados de todo tipo de objetos o un entorno pensado para los adultos, lamentablemente hay productos específicamente diseñados para los niños que pueden resultar peligrosos, de ello se encargan en la Guía de Productos Seguros para Niños: productos potencialmente peligrosos (Child Product Safety Guide: Potentially dangerous products).

Hace tan solo diez días que Alianza Europea para la Seguridad Infantil publicó esta guía, disponible gratuitamente a través de este enlace (Pdf). Ahora bien, de momento sólo se puede leer en inglés, en caso de no conocer el idioma se pueden contemplar las fotografías de la mayoría de productos peligrosos y utilizar un traductor online. Andadores, asientos de baño, literas, camas de adultos, bicicletas, cambiadores, asientos de seguridad, barreras de puertas, ropa de dormir, cunas, tronas, chupetes, encendedores a prueba de niños, cochecitos, cajas para juguetes correas de persianas… y así hasta 26 productos son analizados en la Guía de Productos Seguros para Niños.

Esperamos que no tarden en ofrecer esta guía en otros idiomas, pues es de gran interés para todos los padres, educadores infantiles y profesionales de la salud. Según la base de datos de lesiones de la UE, en los 28 países de la Unión Europea, alrededor de 19.000 niños menores de 14 años de edad se lesionan con literas (camas), 51.000 niños sufren lesiones en trampolines y más de 52.000 padecen lesiones suficientemente graves como para acudir al servicio de urgencias, provocadas por juguetes o productos diseñados para ellos.

Un defecto en el diseño de un producto puede ser la causa de que se convierta en potencialmente peligroso para el público al que está destinado, por ejemplo si no está bien terminado, si se rompe o se pierde una de sus piezas, si el producto se ha dañado, si se carece de las instrucciones o el conocimiento para un uso seguro… lo cierto es que son muchos los productos que se pueden considerar un riesgo para los niños, y con esta guía se pretende acabar con ellos, además de educar a los consumidores y profesionales, padres y cuidadores, para que sean capaces de reconocer los peligros ocultos que un niño encuentra en objetos de la vida cotidiana.

Para prevenir las lesiones infantiles se proporciona información sobre el por qué un producto puede ser peligroso, cómo valorarlo antes de comprarlo asegurándose de que no puede provocar ningún accidente, cómo utilizarlo de forma segura, etc. La seguridad es una responsabilidad compartida entre los fabricantes, las organizaciones de normalización, los padres… cuanta mayor conciencia haya sobre la vigilancia y seguridad que merecen los niños, más se reducirán los riesgos de accidentes infantiles.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...