¿Es contraproducente que no se pueda hablar abiertamente de los contras de la maternidad?

¿Por qué no se puede hablar abiertamente sobre los contras de la maternidad? Despeja tus dudas y construye tu opinión leyendo el siguiente artículo.

los contras de la maternidad

La maternidad es el deseo activo de muchas mujeres alrededor del mundo. Es la ilusión de tener a un pequeño ser humano en tus brazos, a una vida que ha nacido de ti y que te va a regalar los momentos más maravillosos. O al menos, esa es la sensación general que se vende con respecto a tener un hijo.

Sin embargo, este puede no ser el deseo de todas las mujeres. Muchas están actualmente pensando y poniendo como prioridad otros logros que no tienen nada que ver con la maternidad, y que muy difícilmente se vinculan con ella. No obstante, parece que sigue siendo un tabú el hecho de que una mujer no quiera ser mamá.

¿Por qué hablar de la maternidad es un problema?

Muchas veces ser madre es una ilusión engañosa. Te venden la imagen de una madre empoderada, que lo sabe todo y no falla en nada, con hijos adorables que suelen ser obedientes y que en el futuro serán personas de bien.

Pero, lo cierto es que la maternidad asusta. Da mucho miedo, desaliento y crisis. Aquí que es completamente válido que un ser humano no quiera pasar por ese remolino de sentimientos y emociones. Está bien que una mujer quiera dedicar su vida a hacer otras cosas que también la hagan trascender. Pero, ¿cuándo será el día en que la sociedad lo acepte?

¿Qué necesita la sociedad para aceptar que no todas las mujeres quieren ser madres?

Es un tema que es necesario discutir y no lo hacemos como sociedad. Las mujeres necesitan ser honestas con respecto al tema de tener un hijo y decidir, en un momento preciso de sus vidas, dedicar el resto de lo que queda de ellas a atender a otro ser humano que las necesitará 24/7.

Está bien para todas esas mujeres que quieren y desean hacerlo. Es parte de ellas y de sus metas en la vida, lo cual es completamente válido. No obstante, lo importante es que no debe ser un deseo o una ilusión que le imponga al resto, como si todas las mujeres quisieran lo mismo.

Ahora, ¿por qué no se habla de ello? ¿Por qué hay tanto temor en la sociedad a hablar sobre el tema?

Por creencias conservadoras

Ciertamente, una de las razones más graves es que en la sociedad siguen existiendo creencias muy antiguas y conservadoras con respecto al rol de la mujer. Se cree, aunque no se exprese directamente, que las mujeres son las encargadas de seguir con la raza humana y su reproducción, aunque estas no quieran. Es casi un deber social.

Por el empoderamiento femenino

Aún hay países y sociedades que no terminan de entender de qué se trata eso que se llama empoderamiento de la mujer. No entienden que es la búsqueda constante de ellas para poder obtener un poco más de libertades dentro de sus vidas.

Por tanto, no se comprende ni es algo que sea capaz de entrar en el pensamiento colectivo, el que una mujer decida por voluntad propia no ser madre y dedicarse a otras cosas.

No se puede decir nada malo sobre la maternidad

¡Es necesario! Las madres también los necesitan. Las mamás necesitan sentir que tienen más libertad en cuanto a hablar sobre su propio terreno y a expresarse con libertad sobre lo que significa tener un hijo.

Son demasiadas variables las que tienen que cambiar actualmente en la sociedad para poder hablar con libertad sobre la maternidad. No cambiar representaría tener toda una sociedad igual, que no se preocupa por el sentimiento encontrado que tiene la mujer al ser mamá.

¿Qué tan malo podría ser hablar de las dos caras de la moneda?

Lo cierto es que hasta las mismas mujeres que son madres lo necesitan. Requieren un espacio donde poder expresarse, e incluso, quejarse sobre sus hijos. Es sano, a nivel psicológico y emocional, y no significa que no los quieran. ¡Todo lo contrario!

Quejarse representa el inicio de un cambio. A partir de una queja expresada se puede buscar una solución que genere un verdadero cambio en la relación que esté teniendo esa madre con su hijo. Puede, además, hacer la diferencia en la crianza de un ser humano que realmente lo necesite.

Modelo tradicional Vs. Modelo actual

La desvinculación entre lo que es ser madre actualmente y la madre del modelo tradicional de la sociedad es algo que está afectando a muchas mujeres hoy en día. Sean o no sean madres. Hablar con honestidad y completa sinceridad de la maternidad es algo necesario, que debe hacerse constantemente y con total libertad.

Lo más importante es respetar las decisiones de la otra y apoyarse entre mujeres. Saber que no todas quieren lo mismo y que eso está bien. Es aceptar que la sociedad tiene que evolucionar al mismo tiempo que lo hacen los seres humanos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...