En Estados Unidos los hombres son cada vez más mayores a la hora de ser padres

Según un estudio realizado por expertos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, los hombres estadounidenses han retrasado la edad para ser padres por primera vez durante las últimas cuatro décadas, pasando de una media de 27’4 años en la década de los 70, a 30’9 años en la actualidad.

Retraso de la paternidad

Los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) explican que mientras se han realizado diferentes investigaciones y recopilado datos sobre las mujeres que dan a luz por primera vez, no se ha producido un volumen equivalente de estudios relacionados con los hombres cuando son padres por primera vez. Por ello, han llevado a cabo un estudio sobre este tema con el propósito de cerrar un poco más esa brecha informativa existente.

Según los resultados obtenidos, en Estados Unidos los hombres son cada vez más mayores a la hora de ser padres, en las últimas cuatro décadas la edad media para ser padre se ha incrementado en 3’5 años. Los hombres mayores de 40 años representan un 9% de todos los hombres estadounidenses que acaban de ser padres y los mayores de 50 años el 1%, estas estadísticas se han obtenido a partir de los datos sobre los nacimientos que se han producido en el país desde el año 1972 y que están documentados en el Sistema Nacional de Estadísticas Vitales. En total se han analizado nada menos que 168.867.480 nacimientos, algo que ha permitido determinar el patrón en el retraso de la paternidad en los hombres.

Se ha determinado que a lo largo de las cuatro décadas analizadas se ha pasado de una edad media de 27’4 años para ser padre, a una edad media de 30’9 años, aunque si se compara con otros países como Japón, el retraso de la paternidad no es tan acusado y es que en ese país el promedio de edad al ser padre por primera vez se estable en 36 años. Parece ser que el periodo educativo tiene mucho que ver en el retraso de la paternidad, ya que se constata que la edad para ser padre ha aumentado paralelamente a cursar más años de educación.

Otro dato que se obtiene del análisis es que se ha duplicado el número de hombres que son padres cuando son mayores de 40 años, pasando de un 4’1% en la década de los 70, a un 8’9% en la actual década. Algo similar ocurre con los hombres que son padres a los 50 años, en la década de los 70 el número se cifraba en un 0’5% y en la presente casi se ha duplicado alcanzando el 0’9%. De todos modos no es algo que ocurra únicamente en Estados Unidos, los expertos comentan que una tendencia similar se aprecia en otros países industrializados.

El retraso de la edad para ser padre puede tener implicaciones para la salud pública, así como en el índice de natalidad, una edad paterna en aumento puede afectar al número total de hijos que un hombre tendrá, lo que forzosamente afecta a los datos demográficos. Retrasar la edad aumenta el riesgo de que la calidad del esperma empeore, el esperma sufre cada año dos mutaciones, por lo que el riesgo de tener un hijo con autismo, esquizofrenia, anomalías cromosómicas o enfermedades raras se incrementa. Sin embargo, se constata que los padres más mayores suelen tener empleos más estables y más recursos, un estilo de vida más estable y más probabilidades de vivir con sus hijos participando más activamente en su crianza, aunque esto en realidad no compensa los otros riesgos mencionados.

Respecto a las mujeres, los expertos comentan que ocurre algo similar, las mujeres son madres a una edad más tardía, siendo mayor que la de los hombres. Los investigadores comentan que esto puede ser una consecuencia de que las mujeres esperan más tiempo para casarse por su activad laboral o por los estudios superiores que cursan, siendo aspectos que adquieren un papel más importante en sus vidas. El estudio es amplio y aborda otras cuestiones, pero en resumen, se constata que en Estados Unidos ocurre lo mismo que en otros países industrializados del mundo, el retraso de la paternidad mantiene su curso y es probable que en unos años las cifras sean mayores que las presentadas en este estudio.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página web de la Universidad de Stanford y a través de la revista científica Human Reproduction.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...