El rol del padre durante la gestación

el rol del padre

Si bien es cierto que cuando llega un embarazo todas las miradas convergen en la madre. Qué puede y qué no puede hacer una mujer embarazada, cuáles son las técnicas para tener un buen embarazo, dietas, cuidados, enfermedades, síndromes, etapas, psicología, malestar, etc.… todo ello enfocado a la madre que lleva en su vientre al futuro bebé que se forma en su interior. Pero… ¿qué pasa con el padre?

Durante los nueve meses de embrazo, existen padres que viven los síntomas de sus mujeres como si también estuvieran gestando (síndrome de la Covada). Son una parte fundamental en el proceso de gestación y, aunque su visión y sentimientos acerca del embarazo son distintos, también los padres viven cambios profundos y modificaciones en sus hábitos cotidianos que afectan a su equilibrio.

Cambios estructurales

Cuando llega un embarazo, la vida en su conjunto cambia. No sólo para la madre que a través de la transformación que sufre su cuerpo hace explícitos sus cambios. Para el padre también cambia la vida. Si el hombre no tiene muy presentes los cambios por los que atraviesa el cuerpo, la mente y el espíritu de su pareja, se producirán desencuentros y situaciones tensas que afectarán al, no solo a la relación, sino también al desarrollo del embarazo.

Requerimientos

Dentro de los principales requerimientos que las mujeres embarazadas tienen hacia sus compañeros, podrían destacarse:

  • Paciencia: En ocasiones puede ser complicado entender los cambios de ánimo por los que atraviesa una mujer embarazada.
  • Apoyo: La mujer tiene una mezcla de sentimientos que supone una bomba emocional, es fundamental que el hombre le brinde apoyo y comprensión.
  • Cambio de hábitos: Nos referimos a los hábitos cotidianos como el tabaco, las salidas de ocio, etc.
  • Apertura de los canales de comunicación: La comunicación durante el embarazo es más importante que en ningún otro momento.

El embarazo es una de las etapas en las que la inseguridad, el temor y la baja autoestima, se presentan con mayor frecuencia en el ánimo de las mujeres.

Padres primerizos y ayuda psicológica

No es muy frecuente que ocurra, sin embargo son cada vez más habituales las consultas a profesionales de la salud mental durante el embarazo por parte de los padres primerizos que no saben cómo enfrentar la nueva situación. Esta situación se produce especialmente en los embarazos tempranos, entre los 20 y los 25 años.

Acciones donde se requiere la presencia del padre:

Acompañar a la madre en estas acciones brinda confianza, aporta fortaleza a la relación y establece un vínculo emocional paternal. La mujer comienza a ver a su compañero como padre además de cómo pareja y, la visión resultante de este proceso es determinante para establecer vínculos fuertes en relación a la formación de los hijos y el proyecto de vida en común.

Cambios hormonales en el hombre

No obstante y aunque hasta aquí hemos hablados sólo de las “obligaciones” de los hombres, también es cierto que en un porcentaje muy elevado, muchos hombres sufren alteraciones hormonales durante el embarazo de su compañera.

Dentro de los síntomas más frecuentes que presentan los hombres se destacan:

  • Aumento del peso corporal
  • Trastornos del sueño
  • Cambios de ánimo
  • Alteraciones en el ámbito sexual. Por temor a dañar al feto y/o a la madre.

Generalmente, estos síntomas van desapareciendo a medida que avanza el embarazo, sin embargo de no ser así, no dudéis en consultar con un psicólogo. Estos síntomas están tipificados como embarazos empáticos y son el punto de partida del instinto paternal.

El rol del padre durante el embarazo es el punto de partida de la paternidad compartida, no en vano, la situación ideal para tener hijos es poder darles un hogar equilibrado en el que papá y mamá se encarguen en un 50% del bienestar del núcleo familiar.

Foto | Nadia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...