El inglés y los niños: La importancia de la inmersión lingüística

Inglés y Niños

Muchas veces habremos oído aquello de que, para aprender una lengua como es el inglés, lo mejor es pasar tiempo en un país anglohablante. Esto, evidentemente, es el ideal con el que todos soñamos para nuestros hijos: mandarles al extranjero, que aprendan inglés en Londres, en Estados Unidos, en Canadá… Por desgracia, no todas las familias cuentan con el presupuesto adecuado para ello, y se tienen que conformar con seguir soñando. Los niños, mientras tanto, pierden un tiempo precioso (el de sus primeros años), durante el cual podrían adquirir las bases necesarias para convertirse en bilingües.

Sin embargo, y cuando las situaciones no responden a un ideal, siempre podemos echar mano de las herramientas que tenemos a nuestro alcance. Con un poco de esfuerzo, nuestros hijos no se quedarán rezagados en esto del inglés. Por ello, queremos subrayar la importancia de la inmersión lingüística desde que los niños son bien pequeños. Si no puedes mandar a tu hijo al extranjero cada verano, sí hay varias cosas que puedes hacer en tu día a día y que serán igual o más beneficiosas.

  • Escoge las relaciones: si Mahoma no va a la montaña, la Montaña irá a Mahoma. Con ello queremos decir que, si no podemos recurrir a las estancias en el extranjero, quizás sí conozcamos a niños o familias cuya lengua de origen sea el inglés. Si nuestros hijos pasan tiempo con amiguitos  que hablan otra lengua seguramente acaben chapurreándola, del mismo modo que podemos recurrir a estratagemas como las llamadas au-pair. Esto es, chicas y chicos que vienen a nuestro país a aprender la lengua mientras se ocupan de nuestros hijos y, en consecuencia, les hablan en inglés. Otra idea es que los niños inicien correspondencia con algún otro niño en el extranjero, de esta forma mejorarán su expresión escrita y ganarán, poco a poco, en vocabulario.
  • Nuevas tecnologías: la versión moderna de la correspondencia es Internet. Existen varias plataformas en las que los usuarios pueden conversar en inglés mediante un chat, mejorando así sus competencias.
  • Subtítulos: pese a que estemos acostumbrados a ver todas las películas dobladas, nuestros hijos afinarán su oído y se acostumbrarán a la lengua inglesa si nosotros les acostumbramos a ver la tele, sus dibujos preferidos y las pelis en versión original subtitulada. Parece un detalle nimio, pero puede ayudaros bastante.
  • Lectura: adaptándose a las competencias y la edad de cada niño, podemos ofrecerles libros, cómics o revistas en inglés. Si les acostumbramos desde pequeños, por ejemplo con cuentos vistosos y de bonitos dibujos, a buen seguro emprenderán esta tarea con ganas.

Como veis, sí hay cosas que podemos hacer para mejorar el inglés de nuestros hijos, día a día, paso a paso. Puede que no veamos resultados tan sorprendentes como una inmersión de tres meses en Inglaterra… pero si comenzamos a inculcarles esta lengua desde la cuna, que no te quepa duda de que los resultados serán más que visibles.

Foto: James Cridland

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...