Disciplina a tu hijo con esta rutina en casa

Establece rutinas y orden en tu hogar para que tu hijo pueda crecer viendo un orden y una disciplina correcta

Crea rutinas saludable en tu hogar para tu hijo

Últimamente, en lugar de decir disciplina, decimos “límites” ya que a muchos les parece una palabra menos dura. Pero, la verdad es que es bueno hablar de disciplina. El hecho de disciplinar a alguien es educarlo, instruirlo e irle encaminando el sendero.

Esto significa que le estamos ayudando a respetar el orden de la comunidad en la que se encuentra. Es lograr que se domine a sí mismo y a continuar con normas que sean buenas para él y para las personas con las que vive.

La disciplina es realmente importante, puesto a que nos favorece en la vida, a lograr nuestros propósitos, a convivir, a esforzarnos y a destacar nuestros propios límites y dificultades.

Pero, ¿puedo disciplinar a mi hijo sin tener que usar gritos, castigos ni intimidaciones? ¡Claro que sí! Y no nada más es que sí se puede, sino que es la única forma de que logres disciplinar a tu hijo. O que quiere decir, que haga las cosas de buena manera por deseo propio, y no por miedo a ser castigado.

Esta es realmente la única forma de que interiorice normas que son favorables para él, y que sea capaz de seguir respetando esas normas (u otras que las reemplacen) cuando sea mayor.

Recomendaciones para disciplinar a tu hijo

Muchas familias en ocasiones tienen el mismo problema “mi hijo no obedece en nada”. “Mi hija de 3 años no respeta lo que le digo” en las cosas que casi nunca hacen caso es en: ponerse el pijama, apagar el tv temprano, recoger la sala de juguetes… pero, la buena noticia es que para todo esto hay solución.

Establece una rutina

Si tu hija o hijo posee unos ritmos diarios súper marcados, si todos sus martes son iguales (mismas actividades, mismos horarios, mismos tutores), va a comprender mejor la cadena de actividades del día.

Claramente esta rutina va a poder cambiar en casos exclusivos, pero estos deberían ser los menos posible.

Si el problema es que tus hijos no guardan los juguetes después de usarlos, aparte un momento todos los días para esta actividad. Hay que buscar estrategias como recoger todo antes de comer, recoger todo antes de irse a bañar…

Realiza un calendario

Hacer un calendario con todo lo que hay que hacer en la semana, esta es una herramienta muy conveniente. En caso de que respetes lo que hay en el calendario, tus hijos van hacerlo. Cuantas menos cosas coloques mejor, porque será más sencillo comprenderlo.

Así que pon en él solo las cosas que tus hijos tienen que comprender, lo que aún no hacen de forma natural todos los días.

Si no te hacen caso en algunos momentos

Ante esta situación, lo más conveniente, es decir: “Hasta que no esté la mesa completamente recogida no se puede jugar. Y debes ser firme para que aprendan que todos los días tienen que hacerlo así.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...