Consejos para que tu hijo no se maree en estas vacaciones

Ai te vas de vacaciones y quieres evitar los mareos de tus hijos, no dejes de leer el siguiente artículo

mareos infantiles

Cuando llega el verano y comenzamos a planificar las vacaciones a todos nos asalta el miedo al mareo de los pequeños de la casa porque pueden empezar a padecerlo a partir de los dos años. Da igual que la carretera sea buena o mala o que el viaje sea corto o muy largo, si el niño tiene tendencia a marearse se va a marear.

Si el niño se marea, primero comenzará a ponerse pálido y a sudar frío, luego comenzará a tener náuseas y terminará por vomitar.

¿Por qué se marean los niños?

Tanto los niños como los mayores nos mareamos porque nuestro cerebro recibe señales que no sabe entender, porque percibe que nos movemos cuando nuestro cuerpo permanece quieto. El mareo por movimiento se llama cinetosis y es un trastorno del equilibrio.

El mareo suele afectarle a los niños a partir de los dos años y suele durar hasta los 12 y después disminuye su frecuencia, aunque hay personas que siguen padeciendo estos mareos toda la vida.

La causa del mareo es una pérdida de equilibrio por la descoordinación entre lo que percibe la vista y el oído interno. La señal de que tu hijo se va a marear es tan rápida que casi no te da tiempo de reaccionar porque pasa en un momento de ponerse pálido y sudar frío a vomitar. Si quieres evitar los mareos debes tratar que la información que recibe el cerebro de la vista y del oído no sean contradictorios.

Consejos para prevenir los mareos

  •  No dejes que tus hijos comiencen el viaje en ayunas ni tampoco después de haber ingerido una comida copiosa.
  • Procura que no beban muchos líquidos
  • Si durante el viaje el niño tiene sed, procura qu beba pequeños sorbos de agua fresca con limón
  • Es mejor llevar la vista puesta en el horizonte e ir enfrente del vehículo. También se puede ir en las ventanillas laterales mirando los montes lejanos y las nubes
  • No es recomendable que el niño vaya leyendo, pintando, escribiendo…
  • Evita la conducción brusca. Si puedes evita las curvas y los frenazos
  • Si el niño empieza a dar síntomas de que se está mareando, abre las ventanillas para que le de el aire fresco y cuando puedas haz un alto en el camino para que el niño pueda pasear y refrescarse
  • Procura que el coche tenga una temperatura fresca bajando las ventanillas para que el aire pueda renovarse.
  • So el niño duerme durante el viaje no se mareará, por eso es mejor que viajes en las horas que el niño duerme como durante la hora de la siesta o en la noche.
  • Los fármacos para evitar el mareo como la Biodramina son la última opción. Es mejor que consultes a su pediatra antes de suministrárselos.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...