¿Con quién dejar al niño?

mama y niño

La situación hace que muchas mamás ya no puedan quedarse en casa con los niños todo el tiempo que ellas quisieran, y no sólo hablamos de un tema de proyección personal, sino de necesidad económica. Es sabido, por ejemplo, que muchas de ellas deben acortar los periodos de licencia por maternidad, e inclusive buscar un trabajo extra para ayudar a la economía familiar.

Cuando llega el momento de volver a la rutina laboral, una duda suele asaltar a la mayoría de estas mujeres que se encuentran entre el deber de ser madres y la obligación de ser mujeres trabajadoras, y es ¿con quién dejar al niño?. Es algo que tarde o temprano será un tema a discutir y resolver.

Muchas veces existe la posibilidad de que algún familiar cercano, o los mismos abuelos, puedan hacerse cargo del niño las horas en las que la madre esta fuera de la casa. Otras veces, hay que optar por contratar a alguien o solicitar el favor a alguna persona conocida para que atienda al pequeño durante las horas de trabajo. En cualquiera de los casos es completamente necesario que la madre tenga plena confianza en aquella persona que cuidará de su niño.

La readaptación laboral o el comienzo de una nueva actividad fuera de la casa será mucho mas sencilla, no sólo para el niño, sino también para la madre, que podrá realizar sus labores con la tranquilidad de que su pequeño se encuentra en las mejores manos que pudo encontrar.

Con quién dejar al niño puede ser una preocupación, pero no hay que alarmarse con el asunto, sino pensarlo y solucionarlo de la mejor manera posible, ya que no hay que olvidar, por otro lado, que para el niño también es bueno establecer otros vínculos además de los fuertes lazos que mantiene con mamá y papá. Por eso, no hay que asustarse, ya que aunque parezca angustiante la separación, extrañarse un poco también hace bien a ambas partes.

El niño debe adaptarse a “soportar” un horario de separación racional, el correspondiente en este caso, al horario laboral de la madre, ya que de otro modo se genera una dependencia que a la larga también resulta problemática, conocida como mamitis. Lo que hay que tener en cuenta es que, al llegar a casa, el tiempo que se le dedique al niño debe ser pleno, completo y placentero, ya que como bien se sabe, lo importante no es la cantidad sino la calidad.

Un último consejo a la hora de salir de casa rumbo al trabajo es saludar al pequeño como corresponde, ya que a sabiendas de que muchos hacen berrinches y pataletas de llanto al ver partir a su madre, es usual que algunas de ellas opten por generar una distracción que le permita “huir” de casa a escondidas.

Lo ideal es tomar al niño, darle y abrazo y un gran beso, y explicarle claramente que mamá ira al trabajo, que regresara a x hora y que en un par de horas lo llamará, y que debe portarse bien, hacer caso y divertirse mucho. De esta manera, esta mini-separación diaria será mucho menos traumática para todos.

Vía | Buenas Ideas
Foto | Daysi de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...