¿Cómo ayuda el inglés a nuestros hijos?

inglés en inglaterra

De un tiempo a esta parte los conocimientos en lenguas extranjeras se han convertido en esa piedra angular que puede salvar nuestro currículum, haciendo que de mediocre pase a ser excepcional. O, por lo menos, digno de considerar. Mucho se ha hablado también sobre la muerte del inglés y la importancia de otras lenguas, como puedan ser el chino o el español. No obstante, y nos guste o no, a día de hoy el inglés sigue siendo la lengua madre para los negocios, aquella que todo el mundo elige como primera opción a la hora de estudiar. Si esto es así… alguna que otra ventaja tendrá ¿no?

Es por ello que padres y madres deben procurar que sus hijos adquieran los conocimientos necesarios para desarrollarse en la lengua anglosajona con fluidez. Evidentemente, se trata de un trabajo que debe ser gradual: desde bien pequeños con películas y canciones hasta cursos de inglés en Inglaterra cuando ya sean más mayores. Pero ¿qué ventajas consiguen nuestros hijos aprendiendo una segunda lengua como es el inglés?

En primer lugar, nunca está de más ampliar conocimientos. Gracias al aprendizaje de una lengua los jóvenes ganan en horizontes, y aprenden a convivir con otras lenguas y culturas. El hecho de poder desenvolverse con facilidad en un país diferente, hablando el idioma nativo, es un excelente refuerzo para la autoestima y autonomía de nuestros hijos. Sin olvidar, claro está, que lo que aprendamos hoy podemos necesitarlo mañana, aunque no lo parezca. Cada vez más, las empresas buscan a jóvenes talentos cualificados, y el inglés es requisito indispensable. Ello se traducirá en más y mejores ofertas de empleo, oportunidad de promoción interna en la empresa, capacidad para relacionarse y viajar, etc.

Nosotros te recomendamos que confíes en los cursos en el extranjero como una de las herramientas más útiles para aprender inglés. Más rápido y de forma natural. Este tipo de estancias requieren que tu hijo sea un poco mayor, y también que veas en él cierto carácter emprendedor. Pero si toda la familia está de acuerdo, dejar que los pequeños de la casa vuelen del nido unas semanas es una opción que solo puede beneficiaros a todos. A vosotros, padres, porque estaréis haciendo algo positivo por el futuro de vuestros hijos. Y a los niños, como no, por todas las emocionantes experiencias que les esperan allá fuera.

Porque ¿quién dijo que aprender tenía que ser aburrido?

Foto: Shane Global Language

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...