Celos entre hermanos

Sociabilidad infantil

Los celos entre hermanos son un sentimiento que nace fruto de la amenaza de sentirse desplazado, relegado a un segundo término, evidentemente hablamos de los celos que tiene el hermano mayor del hermano recién llegado, el segundo hijo. Cada niño es distinto y nace en unas condiciones y circunstancias diferentes, el primer hijo llega al hogar siendo el centro de atención y su percepción de la situación es diferente a la que sufre el segundo hermano, este llega ya a un hogar en el que sí hay niños.

Aunque todos los padres quieren a sus hijos igual, la vida es una constante evolución y muchos de los errores cometidos en la paternidad con el primer hijo, se intentan evitar con el segundo, parece que la atención es mayor y el primogénito la capta creyendo en ocasiones que se quiere más al hermano pequeño.

Los celos entre hermanos parecen ser algo irremediable y en ellos interviene la conducta de los padres que suelen estar más pendientes del más pequeño de la familia, naturalmente tiene más necesidades. Cuando son más de dos hermanos, los que se encuentran entre el primero y el último tienen un sentimiento diferente, se sienten más relegados y creen que los padres no esperan tanto de ellos como en el caso del primer o último hijo, son percepciones de las que ya hablaremos en posteriores post.

Cuando nace el segundo hermano aparecen los celos, el hermano mayor siente amenazado su lugar en la familia, son sentimientos lógicos y aunque parezca difícil de creer, son positivos y es necesario que sean expresados. Podemos percibirlo cuando son más mayores y de forma más evidente a través de las rencillas. La actitud adoptada es beneficiosa en cierto modo ya que permite que los hermanos puedan desarrollar las estrategias adecuadas de sociabilización que en el futuro aplicarán en otras relaciones, aunque hay que decir que siempre hay excepciones y los celos no desarrollan estos aspectos.

Por norma general, a los hermanos sólo les queda una solución, la de limar diferencias e intentar aprender a respetarse, buscar su ubicación dependiendo de sus capacidades y personalidades. También se dan casos en los que los hermanos se demuestran verdadera pasión, convirtiéndose en uña y carne, aunque hay que decir que habitualmente es el hermano menor el que venera e idolatra al hermano mayor. En ocasiones, los padres no terminan de ser conscientes de que se está produciendo un caso de celos entre hermanos, o quizá en realidad se ignora la situación creyendo que con el tiempo éstos desaparecerán, craso error.

Estos celos pueden traducirse en un retroceso en el lenguaje, sufrir enuresis, mutismo infantil, etc., los padres no debemos ignorar los celos, todo lo contrario, debemos prestar atención a las necesidades de ambos niños. En una discusión entre hermanos, los padres debemos valorar la gravedad de la situación y si se trata de algo leve no intervenir, ya que como hemos dicho antes, se fomentan las estrategias de sociabilización.

Las discusiones sirven en ocasiones para aprender a solucionar los conflictos en condiciones de igualdad, sólo se debería intervenir cuando la discusión toma otros derroteros pasando a un grado mayor. No se evitan los celos entre hermanos con determinadas conductas, algunos padres tienden a ofrecer todo por igual a sus hijos, incluso cuando es el cumpleaños de uno, el otro también recibe un regalo para que no tenga celos. Esta no es una actitud positiva ni lógica, hay que hacer entender el significado de un día privilegiado y exclusivo, de hecho todos gozamos de ese día.

Por cierto, cuando uno de los hijos le dice a sus padres que se le presta mayor atención y se le ofrecen mayores elogios a su hermano, sería interesante analizar si esto está sucediendo realmente sin que se haya percibido, un análisis sobre lo que provocan estas acusaciones será la mejor opción a fin de rectificarlas en el caso de que fuera verdad, de este modo se garantizaría el normal desarrollo familiar. Sobre los celos entre hermanos hay mucho que hablar, las diferencias de edad, si se trata de gemelos, el entorno y situación familiar, etc.

Más información | Consumer
Foto | Hallgerd

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...