Casi el 50% de los padres revisa el móvil de sus hijos por esta razón

Los padres deben constantemente revisar el móvil de sus hijos, por diversos motivos

Los padres siempre revisan el movil de sus hijos por este motivo

A partir de los 10 años los niños ya empiezan a pedir su primer móvil, y aunque existen padres que deciden esperar más tiempo para comprárselo, las estadísticas revelan que, a la edad de 12 años, 3 de cada 4 niños tiene uno.

Pero los especialistas reclaman en la importancia de que antes de poner un teléfono en manos de un pequeño les hayamos educado de manera correcta en el uso de las TIC y las redes sociales. Y esta educación no se implementa de un día para otro.

Nuestros pequeños nacieron en la era digital. Llegan y todo a su alrededor es tecnología, acceden a ella de forma muy temprana y nos ven a todas horas con el teléfono en la mano. Por ello, la educación en su buen uso debería hacerse poco a poco y desde que entran en contacto con la tecnología.

En el momento que le compramos su primer móvil y damos «independencia digital» es normal que como padres nos sintamos especialmente aterrados. Pero no tiene sentido darles un teléfono si no confiamos en lo que harán o precisamos supervisar sistemáticamente el contenido que publican o al que acceden.

Aparte, debemos de tener en cuenta que las redes sociales son parte del espacio personal de nuestros pequeños, por lo que controlar como se expresan en ellas sería vigilar su privacidad (especialmente en el caso de los que son más grandes) incluso se dañaría la relación de confianza padre e hijo.

Hacer consciencia del uso del móvil

Por eso, y tal y como mencionábamos, es imprescindible conversar con nuestros hijos desde el comienzo sobre el buen uso de las TIC, así como lo que deben tener presente al momento de tener un perfil en redes sociales.

Pero que aparte de mantener con ellos una comunicación abierta y fluida, los expertos de Kaspersky aconsejan tener las siguientes medidas:

1 – Establecer límites de tiempo para la utilización de pantallas (tanto de móviles y tablets, como de videoconsolas y ordenadores), algo que también puede hacerse a través de la opción de bloqueo automático de los dispositivos.

Recientes estudios indican hiperconexión a partir de los doce años, aunque otros también ponen el foco en un exceso de pantallas a edades más tempranas. Situar controles parentales que limiten la utilización de Internet o restrinjan el acceso a explícitos contenidos.

2 – Se tiene que educar a los menores de los posibles peligros que se pueden conseguir en la red. Se debe acompañar al niño cuando sea posible sin irrumpir su intimidad. Es de gran relevancia advertir al menor de los problemas que conlleva dar información personal.

3 – Debemos negar la participación en charlas radicales, racistas, humillantes, provocadoras y de bullying…Hay que informarle de que no todo lo que se observa en internet es real. Se debe prestar la misma atención a las amistades que hay en internet que en la vida real.

4 – El pequeño tiene que saber que puede informar a los padres de cualquier conducta o contacto que resulte incómodo o incierto. Se aconseja controlar el tiempo que mantienen en internet.

Al igual que le enseñamos a respetar a los demás, a comportarse en sitio públicos, deberíamos enseñarle a usar su móvil. También es de gran importancia señalar algunos puntos a tener en cuenta antes de proporcionar un smartphone a los hijos:

Grado de madurez, nivel de responsabilidad del adolescente, tipo de vida del adolescente, riesgos del uso del móvil: sexting, cuentas astronómicas por un gasto excesivo, bullying etc.

Saber respetar su espacio y enseñarle el uso del móvil

Hacer estas dos cosas al mismo tiempo en ocasiones es un poco difícil pero no es imposible. Como ves hay muchas medidas que podemos hacer para medir y de una u otra manera controlar el uso del móvil.

Como padres claramente nos preocupan nuestros hijos, pero hay algunas cosas en las que no debemos involucrarnos. Es un error de muchos padres decir que no les dan un móvil porque ellos no necesitaron uno a su edad, y a lo mejor te preguntes ¿Por qué? Y la verdad es que esto ahora si es necesario.

Los tiempos como mencionábamos, han cambiado… hay cosas en la actualidad que antes “no necesitábamos” pero en realidad era porque no existían, pero si hacían falta. Para comunicarnos con nuestros hijos el teléfono es la mejor herramienta, además muchos lo necesitan incluso para sus estudios.

Sabemos lo importante que es mantenernos al tanto de lo que hacen nuestros hijos, pero para que sepamos que están haciendo las cosas correctamente lo mejor es enseñarlos. El uso del móvil debe ser consciente, tanto para los gastos como para los peligros que podemos conseguir en las redes sociales.

Actualmente se ha visto gran cantidad de casos de ciberbullying con los que debemos estar muy pendientes, porque nuestros hijos pueden ser las víctimas, pero también el agresor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...