Campaña ‘Dale la vuelta’, la importancia de que los niños viajen a contramarcha

La Campaña ‘Dale la vuelta’ destaca la importancia de que los niños viajen a contramarcha para reducir al mínimo las lesiones en el caso de sufrir un accidente de coche. Esta campaña está impulsada por padres y madres conscientes de los riesgos de que los niños viajen en el sentido de la marcha, y está dirigida a los padres que carecen de esta información, así que compártela.

PIENSA

Se acercan las vacaciones de verano, y con ello, se van a multiplicar los desplazamientos en coche, ya que las familias tienen que llegar de algún modo a su destino vacacional, y la mayoría lo hace en coche. La nota negativa de esto es cada año la misma, aumentan el número de accidentes de tráfico y la cifra de fallecidos. Hay accidentes que se pueden evitar, pero otros no, por eso es muy importante velar al máximo por la seguridad, sobre todo de la de los más susceptibles, los niños.

Esta introducción es para dar voz a una campaña de sensibilización que nos parece loable y con la que queremos participar en su difusión, pues está impulsada por padres y madres concienciados sobre los riesgos de viajar en coche y sobre la desinformación existente, las ideas preconcebidas y los mitos. La campaña se llama Dale la vuelta, y han creado un spot con el título Piensa, que podéis ver a continuación.

El objetivo de la campaña ‘Dale la vuelta’ es concienciar a los padres de la importancia de que los niños viajen en el sentido contrario de la marcha, y es que, aunque para algunos es algo básico a la hora de sentar a sus hijos en el coche, todavía hay muchos padres que no conocen los peligros que encierra que viajen en el sentido de la marcha en caso de que se diera un accidente.

En Pequelia hemos hablado en repetidas ocasiones sobre, ello, y también hemos compartido vídeos que muestran qué puede sucederle a un niño en un accidente si va en el sentido de la marcha y si va en el sentido contrario de la marcha, podéis recordarlo en este post. Hay que tener muy en cuenta, que tras un impacto a 50 km/h, para un adulto puede suponer simplemente un latigazo cervical (que no es poco, y es muy peligroso), pero para un niño de menos de cuatro años puede suponer una lesión medular grave e irreversible. Recordemos que a esa edad el peso de su cabeza puede representar el 25% de su peso total, y su musculatura cervical todavía está en desarrollo, no es fuerte.

Como habéis podido leer al final del vídeo, el 95% de las lesiones provocadas por un accidente son evitables si se coloca al niño en el coche a contramarcha, al menos hasta los cuatro años, y como podéis leer en la nota de la campaña, a la que podéis acceder a través de este enlace, sólo el 1% de los niños españoles viaja a contramarcha.

En el mismo texto podemos leer que en Noruega han logrado alcanzar una cifra de mortalidad infantil en el coche de cero, pues están muy concienciados con este tema, pero en España estamos muy atrasados en cuestiones de seguridad infantil, como en tantas otras cosas.

Esperamos que estas líneas sirvan para llegar a muchos padres más y que a quienes llegue, compartan el vídeo con sus amigos y familiares, es más importante compartir esta información que si la crema del supermercado de la esquina te va muy bien o si el equipo de fútbol de turno ha merecido ganar o no. Hablemos de cosas importantes con nuestro entorno, la salud y la vida de nuestros hijos, de quienes más queremos. Porque cuando somos padres, nuestra vida no es sólo la nuestra.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...