Nueva técnica para seleccionar embriones para la Fecundación in Vitro

Investigadores australianos han logrado desarrollar una nueva técnica basada en imágenes hiperespectrales, que permite mostrar las diferencias en el metabolismo y la composición química de los embriones en una etapa temprana de su desarrollo, para seleccionar los que son más viables para la Fecundación in Vitro.

FIV

Un grupo de investigadores del ARC Centre of Excellence for Nanoscale BioPhotonics de Australia, ha desarrollado una nueva técnica que permite evaluar en una etapa temprana la calidad de los embriones para la Fecundación in Vitro (FIV). Los expertos aseguran que esta técnica permitirá mejorar los resultados de los tratamientos de fertilidad, recordemos que la tasa de probabilidad de embarazo en las técnicas de reproducción asistida es aproximadamente de un 60%. Dado que la tasa es bastante baja, en los últimos años se ha estado trabajando en nuevas técnicas que permitan mejorarla.

En la nueva técnica se utiliza un tipo de imágenes hiperespectrales que permite mostrar las diferencias en el metabolismo y la composición química de los embriones antes de proceder a la implantación en el útero materno. Con la imagen hiperespectral se puede medir la luz que las células producen de forma natural durante su actividad, se trata de una autoflorescencia que produce cambios en base a las reacciones químicas o al metabolismo en curso en la célula.

Como ya comentábamos aquí, la fecundación in vitro es un gran negocio que crece imparable debido a que año tras año crece el número de parejas que no pueden concebir un bebé, por lo que recurren a la reproducción asistida. Lamentablemente, un elevado porcentaje de mujeres debe someterse a varias transferencias antes de lograr la concepción, lo que incrementa el coste del procedimiento. Las nuevas técnicas de selección tienen el cometido de reducir el número de intentos al seleccionar los embriones con más probabilidades de que se desarrollen tras el implante.

Los expertos comentan que poder medir el metabolismo embrionario es un gran paso en la mejora de los tratamientos de FIV, pero las técnicas que se utilizan hasta la fecha no permiten discernir con claridad los embriones viables, por lo que el desafío es cómo elegir el mejor embrión para maximizar las posibilidades de embarazo, algo en lo que contribuye la nueva técnica presentada. La idea es combinar las imágenes hiperespectrales con los actuales métodos de diagnóstico para proporcionar una evaluación más precisa y objetiva de la viabilidad embrionaria.

Una imagen hiperespectral puede ofrecer mucha información, ya que se analiza la intensidad de la luz en sus diferentes longitudes de onda en cada pixel que la configura, lo que permite realizar un análisis metódico para determinar características conocidas o alteraciones que pueden suponer la diferencia entre el éxito y el fracaso en la implantación. Tras un primer análisis, se puede profundizar entre los embriones seleccionados para medir las diferencias metabólicas, lo que facilita determinar qué embriones tienen células con perfiles metabólicos homogéneos, es decir, los que son más saludables y viables. Hay que destacar que esta técnica no es invasiva y proporciona la información en tiempo real.

De momento las pruebas realizadas se han realizado con embriones de animales, pero se espera poder utilizar la técnica en la reproducción humana, aunque habrá que esperar a que se realicen todas las pruebas necesarias y se corroboren los resultados antes de introducirla en los procedimientos FIV. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Human Reproduction.

Foto | Polyhex

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...