Los hombres deberían congelar su esperma a los 18 años

Un experto del Reino Unido considera que los hombres deberían congelar su esperma a los 18 años, con el propósito de que cuando decidan ser padres, aunque sea a una edad avanzada, puedan tener un bebé libre de problemas genéticos u otros trastornos.

Fecundación in vitro

Kevin Smith, especialista en bioética de la Universidad de Abertay Dundee (Reino Unido), hace la siguiente recomendación con el fin de reducir el riesgo de tener un hijo con discapacidades, trastornos mentales y otros problemas de salud, considera que los hombres deberían congelar su esperma a los 18 años, lo que permitiría contar con espermatozoides de mayor calidad para lograr la concepción de un hijo sano.

El especialista advierte que la edad media para tener un hijo en el Reino Unido es de 33 años, a esta edad los riesgos de que el futuro bebé tenga algún problema de salud es mayor y además se incrementa de forma paralela a la suma de años. Con la congelación de los espermatozoides se podría contar con material genético de calidad hasta el momento en el que se decidiera concebir un bebé. Según las investigaciones realizadas, los espermatozoides de un hombre se degradan con la edad y dado que cada vez se decide tener un hijo a una edad más avanzada, se multiplica el riesgo de trastornos como el autismo o la esquizofrenia en los hijos.

El experto hace un llamamiento al Servicio Nacional de Salud para que ofrezca a todos los jóvenes los servicios de un banco de esperma libre para poder congelar y almacenar esperma de calidad hasta que estén listos para ser padres. De acuerdo que se podría optar por el servicio en los bancos de esperma privados, pero su coste es de unos 200 euros anuales y muchos jóvenes no se pueden permitir el gasto, de ahí que para facilitar que los jóvenes puedan ser padres a una edad más avanzada y pensando en la salud de las futuras generaciones, se plantee ofrecer este servicio de forma gratuita.

Kevin Smith considera que es necesario llevar a cabo una campaña de salud pública para crear conciencia sobre el problema de concebir un hijo a una edad tardía. Evidentemente, el hecho de intentar impulsar la congelación de esperma a través del Servicio Nacional de Salud no es una propuesta que pueda gustar a las clínicas y bancos privados, por lo que acusan al experto de promover un enfoque innecesariamente artificial para la paternidad. Apuntan además que los riesgos de ser padres a una edad más avanzada son mínimos y que no se producirían hasta bien entrados los 40 años.

Para el experto esta es una alternativa viable y fácil de llevar a cabo, una buena medida preventiva para evitar el número de espermatozoides defectuosos, por ello reitera que sabiendo que la edad aumenta las posibilidades de concebir un hijo que tenga un trastorno genético, es posible que los hombres deseen saber cuál es la mejor edad para tener un hijo con el fin de reducir dicho riesgo. La evidencia científica muestra que la paternidad a una pronta edad es la mejor opción para maximizar la integridad genética de la descendencia, dado que cada vez se retrasa más la edad de tener un hijo, parece que la propuesta del especialista tiene mucho sentido.

El experto de la Universidad de Abertay Dundee considera que estos riesgos no son conocidos ampliamente por los hombres, por lo que es necesario informarles para que sean conscientes de los riesgos de retrasar la paternidad y así puedan tomar una decisión informada y consecuente, para ello sería necesario llevar a cabo una campaña de salud pública, cita como ejemplo otras campañas que han logrado su cometido, como por ejemplo lo perjudicial que es fumar durante el embarazo para el bebé, información que en la actualidad está muy extendida.

Quizá pedir congelar los espermatozoides a los 18 años pueda parecer algo radical, ya que implica la promoción de una concepción que no sería natural, concebir un bebé sería algo demasiado artificial, pero se eliminarían muchos problemas para la salud de los futuros hijos. Algunos expertos abogan por otras medidas, como el apoyo por parte del Gobierno a las jóvenes parejas para que puedan tener hijos a una edad temprana, la propuesta de Kevin Smith se considera una de las más ridículas que se han escuchado hasta el momento.

Con esta medida se está pidiendo a las mujeres que se sometan forzosamente a la fecundación in vitro para poder formar una familia, algo que se aleja significativamente de lo que es natural. Los expertos en fertilidad reiteran que los riesgos a la edad media que ahora se tienen los hijos son mínimos, los verdaderos problemas se producen a edades avanzadas y especialmente en los mayores de 45 años.

Personalmente creemos que la mejor opción es el apoyo desde el gobierno que permita estabilidad laboral a los jóvenes, ayudas económicas para que puedan formar una familia y los hijos puedan ser criados con más facilidad.

Foto | Richard Perry

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...