La vitamina D mejora la tasa de natalidad en los tratamientos de fertilidad

Según los resultados de un metaanálisis, un nivel satisfactorio de vitamina D permite mejorar la tasa de natalidad en aquellas mujeres que se someten a distintos tratamientos de fertilidad, como la fertilización in Vitro, la inyección intracitoplasmática de espermatozoides, o la transferencia de embriones congelados o vitrificados. Los expertos comentan que se trata de un estudio observacional, por lo que será necesario realizar nuevas investigaciones para corroborar los resultados.

Vitaminas para la concepción

Una investigación conjunta realizada por expertos del Centro Nacional Tommy para la Investigación del Aborto Espontáneo, la Universidad de Birmingham y la Birmingham Women’s and Children’s NHS Foundation Trust, concluye que la vitamina D mejora la tasa de natalidad en los tratamientos de fertilidad. Los investigadores comentan que un nivel elevado de esta vitamina, unos 75 nmol/L (nanomoles por litro), aumenta las posibilidades de concepción, en comparación con las mujeres que tenían menos de 50 nmol/L.

Pero además, se han encontrado otros resultados beneficiosos relacionados con el nivel de la vitamina D, el número de mujeres que lograron quedarse embarazadas dos semanas después de la transferencia embrionaria, era un 34% mayor en comparación con las mujeres que tenían un nivel deficiente o insuficiente de la vitamina. En el seguimiento que se realizó a los latidos del corazón fetal a las cinco semanas del embarazo se constató una mejora del 46% en los resultados en aquellas mujeres con un nivel elevado de vitamina D.

En realidad el estudio es una revisión sistemática de 11 estudios cuyo resultado sugiere que las posibilidades de que un embarazo llegue a término y con un nacimiento vivo, son mayores en mujeres con un elevado nivel de la vitamina, lo que plantea que se recomiende elevar el nivel de la vitamina antes de iniciar un tratamiento de fertilidad, para lograr la concepción y un buen desarrollo de la gestación.

La revisión realizada analizó a 2.700 mujeres de los 11 Estados citados, que fueron sometidas a un tratamiento de fertilidad, por fertilización in Vitro, por inyección intracitoplasmática de espermatozoides o mediante la transferencia de embriones congelados o vitrificados. En todos estos procesos se habían realizado previamente análisis de sangre que permitieron medir el nivel de diferentes elementos, uno de ellos la vitamina D. Merece la pena destacar que los expertos se mostraron sorprendidos al constatar que en la mayoría de mujeres, el nivel de esta vitamina era insuficiente, sólo el 26% tenían una concentración adecuada en sangre, un 35% tenía una concentración deficiente y un 45% una concentración insuficiente.

Los investigadores comentan que el análisis de las concentraciones de vitamina D es relativamente económico y su tratamiento (suplementos) está disponible y no es caro, por lo que sería interesante tener en cuenta el nivel de vitamina en las mujeres que plantean someterse a un tratamiento de fertilidad, pero a pesar de los resultados obtenidos, consideran que es necesario realizar nuevas investigaciones que los certifiquen.

Como ocurre con muchos estudios, esta revisión o metaanálisis fue de carácter observacional y no se diseñó para encontrar una relación causal del beneficio potencial de la vitamina D en los resultados del embarazo. Dado que esta vitamina es beneficiosa, y aunque sea necesario realizar nuevas investigaciones, controlar su nivel para que sea el correcto no estaría de más. En definitiva, es evidente que el organismo necesita contar con todos los nutrientes necesarios en los valores adecuados, la deficiencia de uno de ellos puede tener consecuencias, aunque sean mínimas.

Podéis conocer todos los resultados de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Human Reproduction.

Foto | Sleuthjournal

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...