La salud de un embrión también depende de la nutrición del padre

Según los resultados de una investigación realizada con un modelo animal, la salud de un embrión no sólo depende de la calidad de la nutrición de la madre, también depende de la nutrición del padre antes de la concepción. El tipo de dieta puede provocar alteraciones en los espermatozoides, aumentando o reduciendo la viabilidad de los embriones.

supervivencia embrionaria

Según los resultados de un estudio conjunto llevado a cabo por expertos de la Universidad de Cincinnati (Estados Unidos) y las Universidades de Western y Sídney (Australia), la salud de un embrión no sólo depende de la madre, también depende de la nutrición del padre antes de la concepción. Según los resultados, la tasa de supervivencia de los embriones se ve afectada por la calidad nutricional de los padres antes de que lleven a cabo la concepción, siendo determinantes los valores proteínicos y calóricos.

Lo cierto es que no es algo que nos sorprenda, ya que en estudios anteriores se ha demostrado que los espermatozoides de padres obesos pueden sufrir alteraciones genéticas por factores epigenéticos, provocando que la descendencia pueda sufrir obesidad o tener problemas de desarrollo. Las condiciones nutricionales y de salud de los padres innegablemente afectan a la descendencia, algo que se ha documentado a través de distintos estudios, sin embargo, en este estudio se analiza concretamente el contenido de macronutrientes y la densidad calórica de la dieta masculina, y cómo estos factores afectan a la supervivencia de los embriones.

Según los expertos, el balance de macronutrientes y la restricción calórica ejercen efectos significativos, siendo los efectos nutricionales más impactantes cuando se produce una concepción. La mortalidad de los embriones es menor cuando la densidad calórica de la dieta es elevada e integra un mayor contenido proteínico, ocurre lo contrario cuando existe una restricción calórica. Hay que entender que en esta investigación no se habla de sobrepeso u obesidad, sino de la composición de la dieta masculina y cómo afecta a la tasa de supervivencia de los embriones, algo que ha sorprendido a los investigadores.

Se baraja la idea de que la composición de la dieta provoca cambios en la composición y calidad del esperma, así como en el líquido seminal, siendo factores epigenéticos masculinos asociados a la nutrición, Otro dato que se ha constatado es que la reserva corporal de nutrientes en los padres, se correlaciona con el nivel de mortalidad embrionaria. Hay que aclarar que el estudio se ha realizado con moscas de la fruta, pero los expertos consideran que los resultados se pueden trasladar al ser humano, aunque será necesario poderlo corroborar en futuras investigaciones.

Los resultados obtenidos respaldan la teoría de que los efectos dietéticos en el estado metabólico de los varones pueden influir en los resultados posteriores a la fecundación, así como en los primeros procesos del desarrollo de la descendencia. El resto de resultados obtenidos dan explicación a otras cuestiones relacionadas con la elección de la pareja por parte de las moscas hembras según la apariencia masculina en cuanto a características corporales, algo que incrementa las posibilidades de supervivencia de los embriones.

En definitiva, se demuestra que la calidad de la nutrición del padre afecta a la salud del embrión, no siendo la calidad nutricional de la madre el único factor que afecta a la tasa de supervivencia de los embriones como se había creído anteriormente. Podéis conocer todos los detalles de este trabajo a través de este artículo publicado en la página web de la revista científica Proceedings of the Royal Society B.

Foto | ZEISS Microscopy

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...