La aspirina aumenta la posibilidad de concebir un bebé en mujeres que sufrieron abortos espontáneos

Según los resultados de una investigación estadounidense, la aspirina podría aumentar la tasa de probabilidad de concebir un bebé, en aquellas mujeres con antecedentes de un aborto involuntario reciente. Esta investigación no es una novedad, ya que el año pasado ya se había presentado este estudio, pero ahora se aportan nuevos datos.

Aspirinas

Según los resultados de una investigación realizada por expertos del NICHD (Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver, Estados Unidos), la aspirina es un medicamento que se asocia a un aumento de la posibilidad de concebir un bebé en las mujeres con antecedentes de aborto involuntario. Los expertos apuntan que el incremento de la tasa de probabilidad de concepción es de hasta un 33% más con respecto a las mujeres que tomaron un placebo en la investigación.

Investigaciones anteriores mostraron que el aborto involuntario recurrente estaba vinculado a un incremento de la inflamación del útero, lo que reduce las posibilidades de que el embarazo llegue a término especialmente si se trata de un varón, ya que se cree que los fetos masculinos son más vulnerables a esta situación. Precisamente la aspirina es un fármaco que se utiliza para tratar la fiebre, el dolor y la inflamación, por lo que podría explicar el aumento de las posibilidades de concepción al estar tratando la inflamación del útero.

Según una teoría, el sistema inmunológico detecta al embrión como un cuerpo extraño, y por tanto, lo ataca con compuestos inflamatorios y células inmunes, por lo que la aspirina reduciría esta reacción inmunitaria. El estudio se desarrolló con 1.228 mujeres con edades comprendidas entre los 18 y 40 años, con antecedentes de un máximo de dos abortos involuntarios recientes que querían volver a intentar concebir un bebé. Las mujeres se dividieron en dos grupos de forma aleatoria, a un grupo se le proporcionó un tratamiento a base de aspirina antes de proceder a la concepción, al otro grupo se le administró un placebo de 0’4 mg de ácido fólico.

Este tratamiento iniciado antes de la concepción se mantuvo durante el embarazo, para conseguir aumentar la tasa de concepción se monitoreó el mejor momento para la concepción. Durante un máximo de seis menstruaciones se estuvo realizando un seguimiento hasta que se lograra concebir un bebé, en el caso de lograr la concepción, se mantuvo el seguimiento a lo largo de todo el embarazo. Los expertos recogieron muestras de orina a diario para poder realizar un seguimiento durante las primeras semanas de la gestación.

Según los resultados, en las mujeres que habían sufrido uno o dos abortos involuntarios, la dosis de 81 mg de aspirina no tuvo efecto para prevenir un nuevo aborto, sin embargo, en un grupo de mujeres que habían sufrido un solo aborto de forma reciente, la aspirina aumentó la posibilidad del nuevo embarazo en un 33%, lograr llevar el embarazo a término y reducir el riesgo de sufrir un parto prematuro. Otro dato interesante que se obtuvo de la investigación es el hecho de que la aspirina incrementó la tasa de bebés varones nacidos. Estos datos sugieren que el fármaco modula la inflamación aumentando la tasa de probabilidad de concepción y la supervivencia de bebés varones.

Los investigadores consideran que la recomendación de esperar un tiempo prudencial para intentar concebir un bebé después de un aborto podría ser un error. Los expertos concluyen que la aspirina antes de la concepción parece asegurar la viabilidad de un embrión masculino, pero se necesitan más estudios para confirmar si es una solución para aquellas mujeres con evidencia de que sufren una inflamación uterina. Por último se aclara que el hecho de tomar una aspirina no va a aumentar las probabilidades de tener un bebé varón, esto lo explican para que las mujeres sanas sin antecedentes de aborto que quieren tener un bebe varón, desistan de utilizar la aspirina como medio para decantar las probabilidades de concebir un niño.

Quedan muchas incógnitas por desvelar, por lo que se seguirán realizando estudios sobre este tema. Hay que decir que según leemos aquí, este estudio no es nuevo, se trata de la continuación de una investigación realizada el año pasado. Podéis conocer más detalles sobre los resultados a través de este artículo publicado en NICHD.

Foto | Staffan Enbom

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...