Infertilidad

infertilidad

La fertilidad humana es muy compleja y varía a lo largo de la vida. En los primeros años de vida reproductiva existen mayores posibilidades de concepción pero con el tiempo, factores físicos, psicológicos e incluso ambientales van alterando esta capacidad. En la actualidad, cerca del 25% de las parejas tienen problemas de infertilidad.

¿Cuánto tiempo se debe esperar?

Desde que se abandona el método anticonceptivo hasta que se logra el embarazo pueden pasar algunos meses. La mayoría de las parejas lo logra entre el primero y el sexto mes de búsqueda.

Tras un año de mantener relaciones sin protección, o seis meses en parejas mayores de 40 años, se recomienda consultar con un especialista que pueda detectar el problema de infertilidad y ayudarlos a solucionarlo.

La consulta al especialista

Para determinar la causa de la infertilidad, deben consultar con un médico especializado que deberá recabar la mayor cantidad de información sobre la vida, las relaciones sexuales y el historial médico de la pareja. Muchos datos, aunque les parezcan íntimos, son indispensables para conocer el problema.

Luego, les indicará los primeros estudios a realizarse. En las citas posteriores, se analizarán los resultados y se indicarán, en caso de ser necesario, otros estudios de mayor complejidad.

También existen métodos naturales de fertilidad que pueden ayudar a lograr la concepción sin tener que utilizar cualquiera de los métodos artificiales existentes pero en cualquier caso es recomedable consultarlos previamente con el especialista.

Factores que pueden retrasar un embarazo

La edad es la causa de infertilidad más frecuente ya que después de los 35 años, los óvulos comienzan a envejecer y las posibilidades de concepción se reducen al 15% en cada mes. Por esta razón, se recomienda a las mujeres no postergar la decisión de embarazarse más allá de los 35 o 40 años.

La infertilidad puede deberse también a razones físicas. Entre las causas femeninas encontramos: problemas ovulatorios, alteraciones en las trompas de Falopio, malformaciones o miomas en el útero, alteraciones en el cérvix o el peritoneo. Los factores masculinos pueden vincularse a: baja producción o movilidad espermática, malformaciones espermáticas, obstrucciones o infecciones.

Infertilidad sin causa determinada – En un pequeño porcentaje de las parejas infértiles, no pueden descubrirse las causas que los imposibilitan para tener hijos. En la mayoría de estos casos, el factor psicológico es determinante: presiones laborales, estrés, preocupaciones y ansiedad son sólo algunas de las posibles causas.

Tratamientos para la infertilidad – Cada causa tiene una solución específica. Los tratamientos pueden ser desde simples antibióticos (en caso de infecciones), hormonas (baja productividad espermática, problemas ovulatorios, etc.), correcciones quirúrgicas (obstrucciones, malformaciones, etc.) o inseminación asistida de distinta complejidad como por ejemplo los vitrificación de ovocitos de la que ya hablamos anteriormente.

Foto | www.dosporcuatro.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...